vivienda

El incendio del 13 de abril de 2014 no sólo trajo al debate país a ese Valparaíso que habitualmente es invisible a los ojos del turista, sino que también abrió una ventana para que se volviera a pensar ‘en’ Valparaíso como un todo. Paradójicamente, la catástrofe sobre una parte hizo aparecer a la ciudad completa.

Proyecto Ciudad: Valparaíso viene a dar a conocer el pensamiento desarrollado al interior de la academia sobre el futuro de la ciudad de Valparaíso, a través del trabajo realizado por investigadores, profesores y estudiantes de cuatro escuelas de arquitectura –la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), la Universidad de Chile (UCH) y la Universidad de Valparaíso (UV)– quienes se hacen parte del debate sobre los problemas y desafíos de la ciudad puerto a través de investigaciones, análisis críticos y, por sobre todo, propuestas. Esta publicación cuenta con textos de académicos como Marco Ávila, Emilio De la Cerda, Alberto Fernández, Sebastián Gray, Boris Ívelic, Iván Ívelic, Lautaro Ojeda, Iván Poduje, Elke Schlack, Agustín Squella, o Alberto Texido, entre muchos otros.

Finalmente Proyecto Ciudad: Valparaíso presenta parte del trabajo colaborativo realizado entre las universidades ya mencionadas, formalizado a través de una propuesta conjunta denominada «El Valparaíso que sí queremos», que fue presentada en un pabellón construido en el Palacio Subercaseaux de la ciudad de Valparaíso, en el contexto de la XIX Bienal de Arquitectura y Urbanismo de Chile de 2015. Se trata de un esfuerzo inédito de trabajo colectivo, en el que la producción académica se puso al servicio de la esfera pública a través de una visión conjunta que junto con demostrar el potencial efecto negativo de los planes actualmente en curso para la ciudad propone, en base a las mismas reglas, una contrapropuesta para el futuro de la ciudad puerto.

Extracto de la introducción.

Francisco Quintana, Francisco Díaz.

PCV-Titulo

Disponible
Precio: $17.000

Comprar

Autores: Francisco Quintana (ed.), Francisco Díaz (ed.)

Textos en español, fotografías e imágenes duotono y a color, planos, esquemas
Páginas: 208
Formato: 17,5 x 24 cm.
Peso: 0,6 kg. aprox.
ISBN: 978–956–9571–12–1

Índice

Prólogo / Agustín Squella

Introducción / Francisco Quintana, Francisco Díaz

Valparaíso: Línea de tiempo / Melisa Miranda

1 — Borde Costero

De límites y patrimonio urbano. El caso del borde costero de Valparaíso / Emilio De la Cerda

Expansión infraestructural e invisibilidad urbana: una alternativa compatible para Valparaíso / Alberto Texido, Gonzalo Undurraga

Parque de Mar Puerto Barón / Boris Ivelic, Edison Segura

El Mall Puerto Barón: la relación no resuelta entre la ciudad y el puerto de Valparaíso / Nicolás Stutzin

Rambla de Las Delicias Valparaíso. Consolidar una medida urbana desde un orden geográfico / Sandra Iturriaga

2 — El Plan

Espacios de mercados en Valparaíso / Elke Schlack, Cristhian Figueroa

El Plan de Valparaíso respecto del tono único de la circulación / Marco Ávila, Andrés Oyarzún

Los conjuntos habitacionales de vivienda colectiva como modelo de revitalización urbana: barrio El Almendral de Valparaíso / Iván Ivelic, Mauricio Puentes

Operaciones e intervenciones en Barrio Puerto / Alberto Moletto, Sebastián Paredes

Propuesta para la restauración de un barrio patrimonial. El Almendral, Valparaíso / Sebastián Gray, Francisco Vergara

3 — Cerros y Quebradas

Urbanización como estrategia de reconstrucción segura e integración social / Iván Poduje

Cerros y quebradas: Valparaíso territorio en el tiempo / Alberto Fernández

Estructura de espacios públicos sustentables para los cerros de Valparaíso / Carolina Katz

Atlas de disrupciones urbanas: infraestructura, ecología y espacio público en las quebradas de Valparaíso / Arturo Lyon, Alejandra Bosch

Espacios públicos en ascensores de Valparaíso / Eugenio Garcés, Elisa Izquierdo, Magdalena Ulloa

Quebrada informal: lógicas, dialógicas y armaduras urbanas / Lautaro Ojeda

De caserío a barrio: el edificio de equipamiento como detonador de una identidad comunitaria / Martín Hurtado, Raimundo Arteaga

Creación de nuevo suelo público en torno a siete ascensores de Valparaíso / Martín Labbé, Francisco Chateau, Thomas Batzenshlager

Construyendo la pendiente: la memoria moderna de Valparaíso / Macarena Cortés, Thaise Gambarra

La descripción como proyecto. El levantamiento como estrategia proyectual para la intervención de piezas patrimoniales en Valparaíso / Hugo Mondragón, Fernando Carvajal

Propuesta Conjunta 4 Escuelas

El Valparaíso que no queremos

El Valparaíso que sí queremos

Pabellón Valparaíso

Fotografías de Felipe Fontecilla

Anexos

Bibliografía

Biografías

Estudiantes

PCV-01
PCV-02
PCV-03
PCV-04
PCV-05
PCV-07
PCV-08
PCV-09

Cuándo fue que –también en Chile– comenzamos a tirar envases por ser desechables? ¿Desde cuándo nos pareció normal que incluso los cultores de la sustentabilidad consumieran agua (si, pura y también de origen lejano) en botellas individuales desechables?

Parece ridículo reparar en que anteriormente lo que se consumía era sólo el contenido, adquirido usualmente a granel en un receptáculo durable. La prestancia del recipiente podía incluso ser notable como lo sugieren los paisajes íntimos de botellas y jarras que esboza Luigi Morandi. También lo celebraron Le Corbusier y Ozenfant en su elogio al objeto tipo, cotidiano, y funcional, aquel que es bello por simple y depurado, con la esperanza que la producción masiva alcance para todos. Más tarde le llegó el turno a Warhol y su Brillo Box que retrataba la vida fugaz de una muerte anunciada, la llamada ‘obsolescencia programada’, que era prácticamente desconocida en el Chile de los 70.

Editado por Martin Pawley en Architectural Design de diciembre de 1973, el dossier «Garbage Housing» –’viviendas-basura’– proponía utilizar contenedores desechables para la producción masiva de casas (Pawley, 1973).¹

Inmovil-01Fig. 1 Architectural Design Vol. XLIII 12/1973. Portada.
© John Wiley & Sons, Inc.

Inmovil-02Fig. 2 «Garbage housing», by Martin Pawley Architectural Design Vol. XLIII 12/1973. Páginas 767-768.
© John Wiley & Sons, Inc.

Paralelamente, el autor testeaba prototipos a escala natural en talleres de la Architectural Association en Londres, y la Universidad de Cornell en Ithaca, mientras que el profesor Gustavo Munizaga investigaba temas similares desde la Universidad de Chile.

Lo que Pawley proponía transformar en material constructivo para residencias era el contenedor de productos de consumo masivo, especialmente alimentos sólidos y bebidas; un contenedor que porta su imagen promocional en la solitaria confrontación del consumidor con los anaqueles abarrotados del supermercado. Las resonancias del arte Pop eran potentes. El esquema se inscribía en el escenario –históricamente inédito– del envase desechable.²

Desde tiempo preocupado de las políticas de la vivienda, Pawley asumía en esta etapa un derrotero un tanto distinto a su anterior indagación (Pawley, 1971). Le preocupaba la eficacia (si bien desconfiaba de la retorica del proyecto en serie), y para ese efecto avizoraba mecanismos de producción alternativos cuyo alcance, como veremos, era aun más radical.

La clave de Garbage Housing consistía en pensar la sobreproducción de desechos como oportunidad de material constructivo, masivo, y por lo demás universalmente disponible sin costo, en una ecuación virtuosa irrefutable. Lo que entonces comenzaba a avizorarse como un problema ambiental de proporciones se resolvía transformando el desecho en producto, resolviendo de paso, el acucioso déficit de viviendas.

Dos estrategias surgían a partir de sus premisas: la primera, más ambiciosa, consistía en adecuar el contendor de un producto (una botella desechable de cerveza por ejemplo) a las lógicas del elemento constructivo. Ilustraba el caso el proyecto WOBO, impulsado por Alfred Heineken con la colaboración de John Habraken para el rediseño de botellas de cerveza con el fin de utilizarlas como ladrillos. Impresionado por la miseria de un bidonville en Curacao, Heineken –según cuenta Pawley– había advertido como, no obstante las evidentes carencias, las botellas desechables abundaban. Habraken asumió el desafío de conciliar –en el rediseño de la botella– los requerimientos de la construcción con los del manejo de bebidas. Rebajando cantos, modelando un perfil de caras más planas, y agregando cierta rugosidad en las paredes, efectivamente transformaba la botella en ladrillo, prolongando exponencialmente su ciclo de uso, y eliminando los costos ambientales y económicos asociados al transporte y depósito de basuras.³

Inmovil-03Fig. 3 «Garbage housing»: The WOBO Project, Alfred Heineken y John Habraken. Architectural Design Vol. XLIII 12/1973. Páginas 771-772. © John Wiley & Sons, Inc.

Más elemental que la anterior, la estrategia alternativa consistía en buscarle un segundo uso a los contenedores desechables de cartón, plástico, o vidrio, simplemente reciclándolos. Se desplazaba en este caso la concepción del diseño a la obra, no al envase, su potencial modulo constructivo, simplemente adecuando el ‘objeto encontrado’ a un propósito arquitectónico preciso.

Las botellas y tarros desechables –argumentaba Pawley– se producen a razón de siete a diez veces en proporción a los ladrillos o paneles de construcción. Pasar del breve uso primario a un prolongado uso secundario parecía evidente y deseable. Aun más eficaz resultaba hacerlo con la posibilidad de ajustes en el diseño –como ya lo había intentado Habraken– apuntando a su re-encarnación en modulo constructivo, aun más si con toda probabilidad –reflexionaba Pawley– estos objetos desechados constituirían una amenaza ambiental.

Los escenarios del reciclaje –con el consiguiente segundo (y largo) ciclo de vida de los componentes– eran diversos: la villa miseria, en donde los desechos se perpetuaban, era moralmente inaceptable. Luego estaba el bricoleur aficionado que recombinaba unidades en paramentos constructivos, y la casa de vacaciones en donde siempre campeaba –al menos potencialmente– un aire de aventura y cierto espíritu alternativo, pero su condición lúdica alejaba a estas propuestas de las aristas duras del problema. Las lógicas propugnadas por Pawley sostenían en cambio una base estadística significativa en donde la producción incremental de desechos podía medirse contra una demanda también incremental de casas.

Todo parecía calzar perfectamente. Invitado en setiembre de 1972 a la VIEXPO (Exposición Internacional de la Vivienda) realizada en el edificio UNCTAD en Santiago, junto con representantes de 28 países, Pawley se enteró de la envergadura de las carencias continentales, estimadas por el propio presidente Allende en unos veinte millones de casas requeridas por una masa humana literalmente desamparada. Titulada A Strategy for the Resolution of the Conflict Between Mass Housing and Consumer Aspirations, su ponencia se inscribía en el modulo ‘Métodos y Recursos Técnicos’ despertando inesperadamente, desde el inicio, la hostilidad de sus colegas. Probablemente les resultaba grotesco el mensaje de un británico que proponía paliar el déficit habitacional de los pobres en Chile mediante el reciclaje de desechables. No obstante ese episodio, Pawley logró presentar su tesis al presidente y a su ministro de planificación, Gonzalo Martner, quien avizoró en la estrategia una posibilidad de acción coherente y real, pero orientada al uso primario de piezas y materiales de empaque.⁴ Instigado por Pawley, Martner inició un catastro de las capacidades industriales ociosas susceptibles de reactivarse en función de la producción de casas. En este marco, en un panorama de creciente escasez de productos, pero de grandes expectativas reivindicatorias, surgió el proyecto de Jeff Skorneck desde el Cornell Chile Programme.⁵

Inmovil-04Fig. 4 «Garbage housing»: Chile and the Cornell Programme. Architectural Design Vol. XLIII 12/1973. Páginas 777-778. © John Wiley & Sons, Inc.

Skorneck proponía utilizar la capacidad ociosa de la planta local de Citroën para la construcción de viviendas. Le Corbusier había imaginado mucho antes (y sin mayor éxito) movilizar la industria aeronáutica en el Plan Voisin y la del automóvil en la Maison Citrohan. Otro tanto había propuesto Buckminster Fuller en las casas modulares Dymaxion y Wichita, diseñadas para ser producidas en una fábrica. En un plano más ideológico, Marinetti y los futuristas habían suscrito similares alianzas. El traslado de las vicisitudes incontrolables de la obra a las certidumbres de la producción en línea al amparo del galpón industrial ha sido, desde hace tiempo, tópico de propuestas para la construcción masiva, pero a diferencia de la ‘prefabricación pesada’ que también comenzaba a utilizarse en Chile en esa década, la lógica de Skorneck se inscribía en la construcción en metal, su ensamblaje ‘en seco’, y sus tolerancias dimensionales mínimas, la misma que, desechando al hormigón armado por tosco, conduciría en línea directa al High-tech.⁶

Diseñado por el ingeniero francés Pierre Boulanger, el Citroën 2CV no tardó en transformarse en un clásico del automóvil de masas (Sudjic, 2009).⁷ Dotado de un solo faro delantero, su primera versión poseía los rasgos identitarios que lo harían celebre: el corrugado que rigidizaba las planchas de carrocería, los cristales planos en el parabrisas, laterales y trasero, los mecanismos elementales que accionaban la toma de aire, la apertura de las ventanas mediante simples bisagras, el ensamblaje de asientos y puertas fácilmente desmontables, la célebre suspensión, y un sinnúmero de ingenios que hacían de este vehículo una opción indiscutible y económica, avalada por el rendimiento del combustible, la liviandad, y cierta indiferencia a los caminos de mala calidad. Varias versiones fueron desarrolladas en Francia, pero por motivos de normativa local, Citroën se vio forzada en Chile a fabricar un hibrido, la popular ‘Citroneta’. Con su caja posterior abierta, esta calificaba como vehículo de carga para efecto de impuestos. La planta local producía también los paneles de la furgoneta utilitaria de dos asientos que se ensamblaban sobre un chasis importado. Concordante con una economía de sustitución de importaciones, el esquema aseguraba entre otras cosas la formación de cuadros técnicos locales. Debido a la sequía de créditos que tenía a la fábrica semiparalizada, resultaba conveniente reactivarla hasta que fluyera nuevamente la importación de piezas.

Inmovil-05Fig. 5 «Garbage housing»: Citroen Furgonette house, Jeff Skorneck (1973). Architectural Design Vol. XLIII 12/1973.
Páginas 781-782. © John Wiley & Sons, Inc.

En un proceso no del todo distinto a las operaciones que Duchamp había sometido a los objetos industriales, Skorneck proponía re-ensamblar las piezas de carrocería de la furgoneta Citroën para armar un habitáculo de 35 m². Este presentaba una clara identidad modular y una evidente afinidad con su objeto de origen. La imagen interior lo muestra equipado con pocos y sofi sticados elementos, todos congruentes con la figura industrial, como si fueran nacidos deuna misma cuna: lámparas articuladas, muebles tubulares, y un televisor. El ambiente ‘minimal’ sufría las fluctuaciones de la temperatura exterior dado que la carrocería Citroën no ofrecía aislación térmica alguna, pero el tema ambiental aun no comparecía con urgencia en esos discursos.⁸

En La Casa Fredda, Emilio Vendittelli se pregunta acerca del efecto novedoso del metal y el vidrio en la concepción de los ambientes domésticos modernos (Vendittelli, 1977). Son materiales ‘fríos’, también ‘secos’ y ‘precisos’, al menos en comparación a las ancestrales materias de la madera, arcilla, y el hormigón. No es casual que Koolhaas se explayara sobre la excéntrica condición viscosa y sucia del hormigón que estimuló las sensibilidades del brutalismo, y resaltara la aparente contradicción entre un ‘espíritu moderno’ y la bizarra composición de este material de vaciados (Koolhaas, 1978). La ‘casa Citroën’ de Skorneck acortaba la distancia entre el artefacto industrial y la arquitectura, tal como otros hicieran mucho antes. De haber prosperado, este modelo se hubiera inscrito a esa línea de filiación que relacionó bicicletas y muebles tubulares en el periodo heroico de la arquitectura moderna, y que más tarde prodigó los equipamientos lúdicos tubulares de Aldo Van Eyck. Quizá hubiese sido venerada por los cultores del Hightech pero, tal como había observado Pawley, el modelo de casa al cual aspiraban los radicalizados pobladores chilenos se acercaba notablemente a las convenciones burguesas.⁹

Las ambiciones de Pawley eran en realidad difíciles de satisfacer, puesto que su apuesta no la concebía como un sustituto barato e inferior a la vivienda convencional, sino como un nuevo paradigma que rechazaba tanto los productos de la industria de la vivienda como los supuestos políticos asociados a ella: la noción de la casa como inversión económica (de valor incremental en el tiempo), y también su dependencia de mano de obra especializada.¹⁰

Su clave consistía en «…desplazar su base de recursos (en la producción de viviendas) desde aquello que es escaso y costoso, hacia aquello que no solo es abundante y barato sino también ubicuo y desprovisto de valor…» (Pawley, 1973). En la cultura del consumo la casa era –según su visión– esencialmente un contenedor de objetos incluyendo los equipos (a la larga también desechables) capaces de producir bienestar físico. Que esa envolvente evocara otros valores no era tema; en esto Pawley coincidía con Price: «…hoy en día una vivienda no es tanto una colección de objetos durables de consumo sino más bien… un envoltorio de objetos de consumo…» es, decía «…una bóveda para atesorar posesiones, una vitrina (para exhibirlas), una planta de procesamiento, y un centro de entretención» (Pawley, 1973). Difícilmente podría esa mirada ser compartida en un ambiente de escasez, que además era anterior al ingreso de Chile a las ligas del consumo (y del desecho) masivo.

La tesis de Pawley no logró arraigo en Gran Bretaña, y menos aun en un Chile donde apenas existían dos modestas cadenas de supermercado, y la producción de envases desechables era casi inexistente. La casa –decía Loos– es conservadora, atendiendo al peso de los hábitos en su configuración e imagen. Así lo advirtió sorprendido Pawley al reconocer en las aspiraciones del poblador del campamento del MIR¹¹ el prototipo burgués, es decir, la respuesta arquitectónica más convencional, fraguada en el entorno de mayor radicalidad política.

La tesis se publicó dos meses después del golpe de estado en Chile, cuyos ideólogos encauzaron todas las políticas –incluidas las urbanas y habitacionales– hacia las lógicas comerciales del mercado, cercenando de este modo el experimento. A poco andar Chile suscribió a una economía de la obsolescencia programada con su secuela de crecientes montañas de desechos que, gracias al efecto NIMBY, se invisibiliza en las periferias menos desarrolladas. Producimos cada vez más garbage pero este no redunda en housing; de hecho no redunda en nada. Es una perspectiva sin duda preocupante.

Inmovil-Titulo

Publicado en

ARQ 89 | Energía y recursos
Abril 2015

Artículo realizado por

Rodrigo Pérez De Arce. Arquitecto, Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile, 1972. Diploma Architectural Association, Londres, Reino Unido, 1975. Doctor Arquitecto, Universidad Central de Venezuela, Caracas, Venezuela, 2011. Profesor titular, Escuela de Arquitectura, Universidad Católica de Chile. Ha enseñando en la Architectural Association y en las universidades de Bath, Pennsylvania y Cornell, entre otras. Entre sus libros se encuentran La Escuela de Valparaíso, Grupo Ciudad Abierta (2003) y Domicilio Urbano (ARQ, 2006, 2012).

Notas

1 Martin Pawley, «Garbage Housing», Architectural Design Vol. XLIII (12, 1973): 764-784. La revista incluye además presentaciones de casas de papel plegado, propuestas de Yona Friedman y sistemas alternativos. Pawley desarrolló posteriormente el tema en el libro homonimo. Nacida en Chile, Monica Pidgeon la editora de la revista había reconocido en terreno las ‘tomas’ y procesos reivindicatoruios de los pobladores que formaron parte del proceso de la Unidad Popular y de sus grupos mas radicalizados: sus comentarios aparecieron en Architectural Design de Diciembre de 1972 en un articulo titulado «Campamentos», reimpreso en español en edición facsimilar como separata de Hogar y Arquitectura 104.

2 Había solo dos cadenas de supermercados en Chile a la fecha, uno cooperativo en asociación de productores y consumidores que fue desmantelado por el gobierno militar. Comparado con Europa ciertamente no existía aun la economía generalizada del objeto desechable.

3 WOBO Project: la botella fue rediseñada por Habraken en 1962 y un prototipo de vivienda –ilustrado en el artículo– fue construido en 1965 según el recuento de Pawley, pero Heineken la discontinuó.

4 Principio que Shigeru Ban pondría en práctica años después.

5 El denominado ‘Cornell Chile Programme’ se desarrolló hacia 1973 con el apoyo de Mathias Ungers. Ver: «Chile and the Cornell Programme», Architectural Design Vol. XLIII (12, 1973): 777- 782.

6 Comparar por ejemplo con las experiencias coetáneas de prefabricación pesada realizadas desde la planta en Quilpué, descritas en el libro Panel y presentadas en la XIV Bienal de Arquitectura de Venecia, 2014. Ver: Pedro Alonso y Hugo Palmarola. Panel (Londres: Architectural Association, 2014)

7 Deyan Sudjic anota el paralelo entre el Citroën 2CV, un clásico de los compactos económicos destinados a un público masivo y el Volkswagen escarabajo, el ‘auto del pueblo’ alemán, diseñado por Ferdinand Alexander Porsche para el Tercer Reich. Sudjic le atribuye a su diseño la influencia de Jean Prouvé. Ver: Dejan Sudjic: El lenguaje de las Cosas (Madrid: Turner Publications, 2009). El auto despertó un intenso interés en Le Corbusier quien diseño un prototipo, y más tarde también en los Smithson.

8 Comparar por ejemplo con le propuesta de Reyner Banham y Michel Legret, o también con la casa Farnsworth de Mies, ambas dependientes de sistemas mecanicos para la adecuación ambiental.

9 Ratificada en el ejemplo de casa que presentaban pobladores del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Algo parecido ocurría en la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Catolica de Chile hacia 1972, cuando entre los grupos más radicales de profesores y alumnos alineados con el gobierno socialista, ante la demanda habitacional, se sustituyó la invención como ambición del taller por la efectividad de respuesta, surgiendo de ello modelos más convencionales desde un medio radicalizado.

10 Se podría comparar por ejemplo con los supuestos del proyecto Elemental en donde, reconociendo las dinámicas del mercado, se postula la vivienda como «atajo al desarrollo» y «paso a la clase media», lo que supone buen diseño, buena ubicación, un valor de suelo congruente y, por sobre todo, la inserción al mercado fuertemente especulativo de casas y suelos.

11 MIR es la sigla del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, no adscrito al gobierno de Allende, y radical tanto en sus propuestas de organización de pobladores como en sus reivindicaciones.

Bibliografía

ALONSO, Pedro; PALMAROLA, Hugo. Panel (Londres: Architectural Association, 2014)

KOOLHAAS, Rem. Delirious New York (New York: The Monacelli Press, 1978)

PAWLEY, Martin. Architecture Versus Housing (London: Studio Vista, 1971)

PAWLEY, Martin. «Garbage Housing», Architectural Design (12, 1973):764-784

SUDJIC, Dejan. El lenguaje de las Cosas (Madrid: Turner Publications, 2009)

VENDITTELLI, Emilio. La Casa Fredda, il linguaggio dei materiali metallici e del vetro negli interni domestici (Roma: Edizione Kappa, 1977).

Lecturas recomendadas

ARQ 89 | Energía y recursos
ARQ 86 | Proyecto social
ARQ 82 | Fabricación y construcción

Casa-Barrios-Bajos-06

«Cada año usamos maderas que vienen de otras casas… como una semilla.

¿Cómo ordenan los fragmentos que constituyen la Posa y a la vez la designan? Cada uno de los troncos no es un mero elemento de intersección entre la superficie de una pared y el instante donde esa pared termina. Cada listón era ya antes y será después una forma explosionada.

Cada una de las maderas viene de muchas otras y anteriores construcciones. Una vez terminado el pretexto de esta edificación, el edificio mismo deberá desaparecer. Pero en verdad es ya imposible que desaparezca lo ya disuelto. Cada tronco volverá a ser esquina, volumen o intersección porque antes ya fue valla, pared, arbotante o perchero.

Una paradoja entre otras que interrogan la naturaleza de este cuarto es el hecho de que no pueda ser completamente destruido sino tan solo restituido».

Juan Muñoz. «De las semillas». En: La Posa.

Casa-Barrios-Bajos-01Fig. 1 Vista del espacio interior intervenido. Fotografía: Felipe Fontecilla.

Casa-Barrios-Bajos-02Fig. 2 Vista del espacio interior intervenido. Fotografía: Felipe Fontecilla.

La casa que nos ocupa se comenzó a construir en 1960 en Valdivia poco antes del gran terremoto y tsunami que asoló a la región. Al momento de la catástrofe estaba en tijerales. En aquella época se diseñó y pensó como una casa-departamento para familias de la clase trabajadora de la ya algo alicaída masa laboral de la industria local. Se trataba de una casa con fines de arriendo. Dos viviendas pareadas y simétricas compartían un patio común con dos lavaderos y dos pequeñas leñeras en medio de un barrio obrero conectado directamente a la industria del borde del río de Valdivia.

La casa se construyó con restos de demoliciones y saldos de otras obras. En la década de los ochenta la casa de dos departamentos pasó a ser habitada por una sola familia, la que la transformó en una vivienda única: se dejó una puerta ciega, una de las dos escaleras fue eliminada, las dos cocinas se transformaron en una y se agregaron ventanas a la fachada norte, nuevamente obtenidas de demoliciones.

Casa-Barrios-Bajos-03Fig. 3 Vista desde el patio. Fotografía: Felipe Fontecilla.

Casa-Barrios-Bajos-04Fig. 4 Planta de emplazamiento. / Fig. 5 Isométrica.

Casa-Barrios-Bajos-05Fig. 6 Planta de primer y segundo piso. / Fig. 6 Corte AA.

La presente constituye, entonces, la última capa de un palimpsesto que se ha venido dibujando siempre sobre la misma hoja, no solo en su formato sino en su materia. Resultaba evidente que la propia casa se había articulado a lo largo de su historia con una lógica no conservacionista en cada una de sus transformaciones: cada dueño o habitante le había cambiado algo destruyendo una estructura o pieza anterior. Nuestro gesto, entonces, se asemejaba a aquella antigua tradición sintoísta japonesa que cada cierto tiempo destruye sus templos para volver a levantarlos igual que el original. Allí el valor está dado no tanto por la antigüedad del templo, sino por la cantidad de veces que sus piezas o componentes han sido cambiados y hasta reemplazados.

Las reglas fundamentales del proyecto fueron mantener el formato de la casa, su perfil, su metraje y continuar la lógica del uso de materiales de esta. A partir de ello, la necesidad de rehabilitarla fue la excusa para reformularla. La casa debía abrir su fachada norte hacia el patio trasero. Esto permitiría aumentar su profundidad incorporando el patio como un gran espacio complementario. Las habitaciones del segundo piso debían cambiar de orientación. Una galería hacia la calle sur dejaría las piezas orientadas hacia el patio norte. El resultado fue una renovación casi inadvertida para los vecinos históricos del barrio. La idea de conservar un cierto patrimonio se sustentaba en preservar y refinar el formato de aquello que rodeaba al proyecto: ciertas tipologías, una escala, la permanencia en el tiempo de unas formas propias del lugar, características que son testimonio de una probada adaptación urbana y climática. Todas las modificaciones que ha experimentado la casa son tan solo el resultado de la adaptación de la casa a un nuevo hogar, a un nuevo estilo de vida que la habita.

Casa-Barrios-Bajos-00Fig. 7 Vista desde el patio. Fotografía: Felipe Fontecilla.

Casa-Barrios-Bajos-07Fig. 7 Vista del área de circulaciones. Fotografía: Felipe Fontecilla.

Casa-Barrios-Bajos-08Fig. 9 Vista del espacio interior intervenido. Fotografía: Felipe Fontecilla..

Casa-Barrios-Bajos-Titulo

Publicado en

ARQ 88 | Patrimonios
Diciembre 2014

Ficha técnica

Arquitecto: Pablo Ojeda / Colaboradora: Marcela Carrasco / Ubicación: Baquedano 181, Valdivia, Chile / Encargo: auto encargo / Cálculo estructural: Adolfo Castro / Construcción: Pablo Ojeda / Proyectos eléctrico y sanitario: Pablo Ojeda / Estructura: madera / Terminaciones interiores: paneles de terciado, yeso-cartón y madera / Terminaciones exteriores: planchas recicladas de zinc micro-acanalado (original existente), madera recuperada (original existente) / Presupuesto: 10 uf/m²; US$ 399/m² / Superficie de terreno: 300 m² / Superficie construida: 120 m² / Año de proyecto: 2013 / Año de construcción: 2013-2014 / Fotografía: Felipe Fontecilla

Lecturas recomendadas

ARQ 88 | Patrimonios
ARQ 84 | Estructuras de madera
ARQ 68 | Intervenciones

proyecto social
Nuevamente, las catástrofes que de cuando en cuando toman por sorpresa a las ciudades chilenas dejan al descubierto su última capa: el frágil sustrato sobre el cual literalmente hemos construido nuestra realidad urbana. Durante abril terremotos e incendios sacudieron distintas regiones del país y removieron –crudamente– lo accesorio y perecible, quizá recordándonos el porqué del afecto por las estructuras pesadas y la mala fama que lo liviano tiene en nuestra cultura. ¿Y qué es lo que queda tras los incendios en ocho cerros de Valparaíso o luego de sucesivos terremotos en el norte de Chile? ¿dónde es viable reconstruir, dónde es apropiado refundar, dónde es necesario replantear?

Desde esa perspectiva, la revisión de las imágenes de barrios completos destruidos por el fuego en Valparaíso es dura y elocuente, y levanta varias preguntas respecto al rol social de los arquitectos y a su capacidad actual de moldear el mundo construido. Y una de esas preguntas, una que parece tan pertinente como trágica, se refiere a la urgente y deseable calidad de nuestras ruinas. Y probablemente –siguiendo el argumento de Brinckerhoff Jackson– ella apela también a la comprensión de la propia historia, marcada por ciclos y desapariciones.

proyecto social
En esa encrucijada es donde los arquitectos tendríamos un primer campo que cautelar, una urgencia inicial que se desplegaría en cada proyecto y que intentaría atender a la responsabilidad social inherente a la práctica arquitectónica: proveer la mejor ruina posible, en cuanto estructura capaz de constituirse en patrimonio (en el sentido más prosaico de la palabra) y por tanto ser capaz de persistir, al tiempo que posibilitar el cambio a lo largo de esa vida prolongada.

Tanto las ruinas en los cerros incendiados de Valparaíso como los barrios arruinados de Alto Hospicio en Iquique dan cuenta del rol clave que tiene el trazado urbano en la construcción de una buena ruina: desde la forma y tamaño de los sitios hasta la relación entre las redes viales y de infraestructura con la topografía. Más indeleble que muchos edificios, tras una catástrofe ese trazado podría ser el principal sobreviviente. La precisión de un trazo, incluso si sólo es una marca de tiza en el suelo, puede hacer la diferencia entre una ciudad capaz de capitalizar la más modesta de las inversiones y otra que no logra levantarse a pesar del mejor programa asistencialista posible de implementar.

Este número de ARQ intenta concentrar la mirada en esas decisiones, las más primarias de la forma arquitectónica, siguiendo el notable ejemplo de Fernando Castillo Velasco en Villa La Reina y haciendo eco de la importancia de esos elementos fundantes para la consolidación de ciudades (y sociedades) más justas, inclusivas y equitativas. Si hay una buena ruina, no todo está perdido, aunque esa ruina sea quizá solo una distancia o una dirección, marcada con cuidado en el suelo.

ARQ-86-Titulo

Disponible
$12.550

Comprar

Sumario
Dossier técnico ARQ
Editorial

Proyecto social / Patricio Mardones

Portafolio Galería AFA

Sobre estrellas y raíces / Rodrigo Arteaga

Lecturas, obras y proyectos

Bobi y la utopia del cinturón verde / Gloria Favi

Capillas para el Arzobispado de Santiago, Santiago, Chile / Baixas y Del Río Arquitectos

Urbanizando con tiza / Francisco Quintana

Casa MuReRe, Buenos Aires, Argentina / Adamo-Faiden Arquitectos

La vivienda, un problema de acceso al suelo / Rosanna Forray, María José Castillo

Conjunto Nueva Paniahue, Santa Cruz, Chile / Pablo De La Llera, Isabel Pedrals, Pablo Lobos

Arquitectura intergeneracional y espacio público / Sergio García, Pablo Martí

Centro de ocio, Guadalajara, España / Ábalos + Sentkiewicz Arquitectos

Capilla San Manuel de la Estrella, Pudahuel, Chile / Tomás Browne, Alberto Browne

De la casa al barrio / Margarita Greene, Felipe Link, Rodrigo Mora, Cristhian Figueroa

Residencial Parque Novo Santo Amaro V, São Paulo, Brasil / Vigliecca & Asociados

DA8600
DA8601
DA8602
DA8603
DA8604
DA8605
DA8606
DA8607

Este volumen presenta una selección de trabajos de la oficina de Teodoro Fernández, mayoritariamente desarrollados entre 1997 y 2007; incluyendo textos de arquitectos como Smiljan Radic o Mathias Klotz, el conjunto registra la amplitud del trabajo de Fernández y deja entrever la diversidad de fuentes que informan su práctica profesional: escritores del grupo Oulipo como Queneau y Perec; los escultores Caro, Serra, Lewitt y Puryear; el ingeniero Schwenk; los arquitectos Fehn, De la Sota, Aalto y Scarpa o el director de cine Jacques Tati.

Una aguda intuición orienta el desarrollo de estas obras, que recorren distintas escalas en arquitectura, urbanismo y paisajismo estableciendo un diálogo productivo entre dibujo y construcción.

Tal como la nueva Scuola Italiana, el parque Bicentenario o la capilla de San Joaquín, una parte significativa de estos encargos proviene de concursos, originando obras comprometidas con la dimensión más pública de la arquitectura. Es justamente en esa arista donde aparece con nitidez el alcance del trabajo de Fernández en el contexto de la arquitectura chilena actual: además de marcar a varias generaciones de estudiantes en su taller de proyectos de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica de Chile, desde su oficina ha ideado parques, aulas, bibliotecas, plazas, museos, capillas y lugares de trabajo que celebran la dimensión colectiva del espacio y que, discretamente, se han integrado al paisaje transformándolo en algo vivo y más cercano.

Teodoro-Fernandez-Titulo

Disponible
$18.000

Comprar

Autores: Montserrat Palmer (ed.), Patricio Mardones (ed.)

Textos en castellano, fotografías e imágenes a color, planimetría, detalles
Páginas: 180
Formato: 21 x 22,5 cm.
Peso: 0,8 kg. aprox.
ISBN: 978-956-14-1008-4

Sumario

Diario / Smiljan Radic

Herramientas / Teodoro Fernández

1980 Casa Ruiz

El desarrollo de una práctica / Mathias Klotz

1994 Parque Inés de Suárez

1995 Casa Pirque

1997 Capilla campus San Joaquín PUC

1998 Polideportivo Estadio Español

Arquitectura y universidad / Enrique Del Río

2000 Facultad de Comunicaciones PUC

2000 Oficinas Férnandez & De Cea

2001 Gimnasio Colegio Calasanz

2001 Montaje Huellas en mi rostro

2002 Acceso Centro Cultural Recoleta Dominica

2003 Biblioteca de Derecho PUC

2003 Oficinas Philippi, Yrarrázaval, Pulido & Brunner

2005 Casa Bosch

2005 Caleta Guardiamarina Riquelme

2005 moptt La Serena

2006 Casa en Marbella

2006 Gimnasio Padre Hurtado y Juanita de Los Andes

2006 Edificio José Luis del Río Rondanelli PUC

2006 Cinerario Cementerio Católico y columbarios

2007 Prototipo vivienda Fondef PUC

Paisajes / Ximena Nazal

2007 Parque Bicentenario

2008 Facultad de Teología PUC

2008 Scuola Italiana

Dos lugares / Tomás Mc Kay

1997-2007 Talleres de proyecto Escuela de Arquitectura PUC

Limitaciones en arquitectura e intensificación del arte / José Rosas

Cronología bibliográfica de obras y proyectos

Biografía

Colaboradores

Testimonio de Santiago Arias








Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo, por favor, introduce tu contraseña a continuación:

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo, por favor, introduce tu contraseña a continuación:

Refugio Los Canteros

Realizado por dRN Arquitectos.
Vivienda multifamiliar en Farellones, Chile y publicada en ARQ 71 | Los Andes.

[Descargar PDF]

Ediciones ARQ presenta una nueva edición de uno de sus libros de más resonancia: Domicilio Urbano. El autor del mismo, Rodrigo Pérez de Arce, parte de una pregunta fundamental que hace a la ciudad contemporánea como forma colectiva de habitar y da algunas respuestas conclusivas:

¿Qué sentido tiene plantearse el tema del domicilio urbano desde la perspectiva del departamento?

Primero, una respuesta por el valor de lo urbano, ya que a diferencia de la casa unifamiliar, que existe indiferentemente de la ciudad o fuera de ella, esta modalidad tiende a ser exclusiva de la ciudad.

Segundo, la posibilidad de aportar materias útiles en un área comparativamente poco explorada.

Tercero, la actualidad de ciertos tópicos asociados al departamento contemporáneo y su edificio, de cara a nuevos estilos de vida y procesos de renovación urbana.

Sobre estas líneas el libro construye un original entramado de citas, imágenes de obras maestras o arquitectura anónima y un conjunto de planimetrías especialmente confeccionado para ilustrar cada uno de los análisis preparados. Además de una revisión general del texto original, se ha agregado a esta segunda edición un prólogo a cargo del crítico de arquitectura Xavier Monteys y un cuadernillo de obras.

Disponible
$16.550

Comprar

Autores: Rodrigo Pérez de Arce, Bernardo Valdés (ed. asociado)
Agosto 2012 (2ª edición)

Textos en castellano, fotografías e imágenes en b/n, planimetría, esquemas
Páginas: 232
Formato: 17 x 21 cms.
Peso: 0,6 kg. aprox.
ISBN: 978-956-14-1269-9

Sumario
Prólogo

El edificio de departamentos, una mirada actual

Aproximaciones

Introducción

Domicilio urbano, casa y departamento

Domicilio: emplazamiento y perpetuo retorno

Precisiones y ambivalencias

I. El edificio y la dimensión colectiva

Formato y racionalización de escalas

Estratos y envolventes

Modelos de colectividad

Espacios compartidos: encuentros y desencuentros

Inserción urbana

II. Puertas adentro: el departamento

Agua y fuego

Objetos, enseres y almacenaje

Mobiliario: configurador de los actos domésticos

Distribución: comunicación y aislamiento

Epílogo
Anexos








Edificio Arribeños

Realizado por la oficina argentina Adamo-Faiden. Publicado en ARQ 69 | Habitaciones.

[Descargar PDF]

El ámbito de lo internacional, ¿se consolidó como una realidad transversal, en los términos que anunciaban Hitchcock y Jonson en 1932? Ante la visión homogénea y más bien estandarizada contenida en esa primera definición, la segunda edición del año 2011 de ARQ intenta detenerse más bien en las fisuras de lo global, en sus desfases y contradicciones: en las áreas donde se mantienen las diferencias y se posibilitan traspasos de conocimiento, donde aún no hay visiones, tecnologías ni costumbres compartidas.

Tres contribuciones revisan el alcance del intercambio en el contexto de la arquitectura americana mientras seis casos de ejercicio profesional muestran diferentes niveles de roce con una cultura arquitectónica distinta: la importación de un programa y un modelo social, el encuentro con técnicas constructivas vernáculas, el cruce entre una pesquisa formal y la tradición de los silos de hormigón, entre otros, recuerdan la incómoda pero fructífera sensación de sentirse extranjero.

El trabajo de Philippe Gruenberg y Pablo Hare de Galería AFA, una entrevista a cargo del arquitecto y editor colombiano Miguel Mesa, el dossier técnico ARQ y las tradicionales reseñas de libros completan esta entrega.

ARQ-78-Titulo-A

Disponible
$11.550

Comprar

Sumario

Opinión. Un italiano en Medellín / Miguel Mesa entrevista a Francesco Orsini

Tres documentos sobre el intercambio en América

Ciudadela La Granja. Una obra chilena en Ecuador / Andrea Masuero + Romy Hecht

Una recepción diferente. La arquitectura moderna brasileña y la cultura arquitectónica chilena / Horacio Torrent

Encofrados flexibles. Otra forma para el hormigón / David Jolly + Miguel Eyquem + Victoria Jolly

Obras y proyectos

Goethe Institut Temporal, Providencia, Chile / FAR Frohn & Rojas

Edificio en Cassarate, Lugano, Suiza / spbr arquitetos

YAP CONSTRUCTO 2010, Santiago, Chile / Eduardo Castillo

Lodge Ani Nii Shobo, Pucallpa, Perú / Sandra Iturriaga + Samuel Bravo

Soft Pavilion, Anchorage, EE.UU. / Mauricio Pezo + Sofía von Ellrichshausen

Casa View, Funes, Argentina / Diego Arraigada + Johnston Marklee

Portfolio Galería AFA

Lima 01 / Philippe Gruenberg + Pablo Hare

Libros y revistas recibidos
Dossier técnico ARQ








Casa Pedro Lira

Realizada por Sebastián Irarrázaval.
Santiago, Chile.
Proyecto publicado en Sebastián Irarrázaval | Serie obras.

[Descargar PDF]

Este número 76, presentado durante la celebración de la XVII Bienal de Arquitectura de Chile, es la última edición en que intervino Montserrat Palmer, su fundadora y directora hasta mayo de 2010.

Día y noche trata sobre la relación de los cuerpos construidos con el ciclo de luces y sombras: en la preparación del número fueron convocados iluminadores, arquitectos y especialistas a discutir sobre la noche, la ciudad, los edificios y la luz natural.

La selección de Lecturas incluye una revisión a la presencia de la luz artificial en la obra de Le Corbusier, pasando por la presentación de un plan de iluminación urbana diseñado en Brasil. Las obras, por su parte, son un buen ejemplo de la condición variable de la arquitectura en cuanto cuerpo bajo la luz: la Wall house en Lampa, la casa Umbráculo en Asunción o la escuela Flor de Campo en Cartagena de Indias dan cuenta de los matices con que luz y sombra determinan la cualidad de los espacios que ocupamos, mientras el ciclo del día y la noche sigue su curso.

Disponible
$10.550

Comprar

Sumario
Portfolio ARQ / +arquitectos
Lecturas

La luz en la obra de Le Corbusier / Claudio Vásquez

Iluminación natural de edificios de oficina / Magali Bodart, Waldo Bustamante, Felipe Encinas

Un futuro para la luz urbana / Pascal Chautard

Plan de iluminación urbana para Brasil / Rodrigo Poltosi

Obras y proyectos

Wall House, Lampa, Chile / Marc Frohn, Mario Rojas

Casa Umbráculo, Asunción, Paraguay / Javier Corvalán

Casa en Barra do Sahy, São Paulo, Brasil / Lua Nitsche, Pedro Nitsche

Estudio Barrionuevo, Ñuñoa, Chile / Renzo Alvano, Pablo Riquelme

Estudio y galería Leme, São Paulo, Brasil / Paulo Mendes da Rocha, Martin Corullon, Anna Ferrari, Gustavo Cedroni

Colegio Flor de Campo, Cartagena, Colombia / Giancarlo Mazzanti, Felipe Meza

Ocho casas, tres patios, Gran Canaria, España / Pedro Romera, Ángela Ruiz

Intervención en el edificio Clave, Valparaíso, Chile / Daniel Ruddoff

Diálogos 0300TV / Juhani Pallasmaa







Mientras se construye cualquier edificio, los arquitectos mantienen un registro de sus visitas a la obra: un cuaderno donde se deja constancia de los vistos buenos, de los cambios e imprevistos, de los detalles que deben resolverse y que el proyecto en sus planos no pudo anticipar; quedan instrucciones, dibujos, comentarios de puño y letra. Ese cuaderno —conocido como libro de obra— es una mezcla de bitácora y acta con la forma de un registro continuo: además de su condición de documento legal y evidencia de las responsabilidades del arquitecto sobre la construcción, es testimonio del pulso de sus preocupaciones.

Esta publicación intenta presentar el trabajo del estudio Cruz & Browne arquitectos desde una óptica similar: más que una secuencia de obras individuales, se trata de la construcción de un cuerpo continuo de obras entrelazadas. Ellas, de algún modo, forman parte de un solo proyecto en curso que delata la persistencia de una manera particular de pensar y construir la arquitectura, cuyo origen está en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica de Valparaíso.

Este libro se organiza en cuatro capítulos que hacen referencia a temas centrales en el trabajo de Cruz & Browne: Emplazamiento y calce, Tamaño y distanciamiento, Presencia y luz, y Proximidad y materia.

Disponible
$13.550

Comprar

Autor: Patricio Mardones (ed.)

Textos en castellano, fotografías e imágenes a color y b/n, planimetría
Páginas: 156
Formato: 21 x 22,5 cm.
Peso: 0,6 kg. aprox.
ISBN: 978-956-14-1146-3

Sumario

Introducción

Obras preliminares

Casa el Olivar

Casa Villarica

Casa Cruz

Conjunto Los Maitenes

I. Emplazamiento y calce

Edificio de oficinas Paseo Las Palmas

Edificio de oficinas Apoquindo

Edificio de oficinas Pedro de Valdivia

Casa B-B

Casa L-G

Edificio Marcel Duhaut

Concurso I. Municipalidad de Vitacura

Concurso Colegio Altamira

II. Tamaño y distanciamiento

Colegio San Francisco de Asís

Casa Camino El Alarife

Casa Prats

Oratorio y colegio parroquial Santa Rosa de Lo Barnechea

Casa Río Bueno

Edificio de departamentos El Ciruelillo

Casa de estudios San Benito

Casa Ch-B

Concurso Scuola Italiana

III. Presencia y luz

Casa Quillín

Casa La Hoyada

Casa de Botes

Comedor Cerro 18

Edificio de oficinas Marchant Pereira

Concurso edificio corporativo Gerdau Aza

IV. Proximidad y materia

Montajes exposiciones “Invención y travesías” de Claudio Girola

Casa Lago Colico Nº 2

Iglesia San Manuel de la Estrella

Parroquia Santa Rosa de lo Barnechea

Índice razonado / libro de obras
Obras y proyectos 1987-2009
Biografía








Se presentan 18 viviendas la mitad de ellas en Latinoamérica y la otra mitad en Chile. Entre las extranjeras seleccionamos tres en Brasil, tres en Argentina, una en Paraguay, una en Perú y una en Ecuador. Entre las chilenas hay cinco en Santiago, tres en la costa central y una en la periferia de la ciudad de Rancagua. Elegimos casas de superficies diversas; más de 500 m2, como la Estancia LA de Solano Benítez, hasta 36 m2 de la casa Boxe de Alan Chu y Cristiano Kato. Sus ubicaciones sugieren diversas tipologías que van desde la casa entre medianeras a la vivienda aislada o en condominio; además de diversas materialidades.

Para compararlas, el arquitecto colombiano Andrés Téllez las introduce y plantea algunos temas comunes. Se disponen además dos páginas con sus plantas a escala 1: 500, para visualizar cómo se distribuyen sus espacios interiores y para entender qué son 500 m2 o 36 m2.

En la sección Diálogos 0300TV el entrevistado es Josep Ramoneda, filósofo, periodista y director del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona.

Disponible
$10.550

Comprar

Sumario
Portfolio ARQ / Sebastián Irarrázaval
Obras y proyectos

Casas publicadas / Andrés Téllez

Casa Box, Ilhabela, Brasil / Alan Chu, Cristiano Kato

Casa Sarmiento-Rivera, Quito, Ecuador / José María Sáez, David Barragán

Casa en Tunquén, Casablanca, Chile / José Ulloa, Delphine Ding

Casa Núñez, Buenos Aires, Argentina / Adamo Faiden

Casa Chilena 1, Rancagua, Chile / Smiljan Radic

Casa MCMC, Buenos Aires, Argentina / Mariano Clusellas, Cristián O’Connor

Casadetodos, El Arrayán, Chile / Verónica Arcos

Casa para dos golfistas, Marbella, Chile / Alejandro Beals, Loreto Lyon

Casa dos hermanos, La Reina, Chile / Diego Aguiló, Rodrigo Pedraza

Casa Diamante, Entreríos, Argentina / Marsino Arquitectos

Casa Los Juglares, Lo Barnechea, Chile / Carolina Katz, Paula Núñez

Casa White O, Marbella, Chile / Toyo Ito & Associates, Christian de Groote

Casa en Sierra Morena, Huarochirí, Perú / Juan Carlos Doblado

Casa en Valle Escondido, Lo Barnechea, Chile / José Cruz Ovalle, Juan Purcell

Casa en Santa Teresa, Río de Janeiro, Brasil / Ángelo Bucci

Casa Tamboré I, Sao Paulo, Brasil / Andrés Gálvez, Marina Kalache

Estancia LA, Santaní, Paraguay / Solano Benítez, Gabinete de Arquitectura

Diálogos 0300TV / Josep Ramoneda








Buenos Aires y sus alrededores son el contexto de la obra construida del estudio de arquitectos argentinos Adamo Faiden. Aunque la realidad de este lugar pareciera ser la clave principal para entender su trabajo —gran densidad urbana, cielos amplios, enormes extensiones horizontales y un paisaje marcado por la presencia del agua— una mirada más detenida revela la persistencia de otras preocupaciones que, desde la propia disciplina, van orientando las exploraciones formales y constructivas de estos arquitectos.

El interés por establecer series de espacios indeterminados y relativamente equivalentes, en esquemas de relaciones abiertas, es una de las variables que organiza sus proyectos de vivienda colectiva. Al mismo tiempo, la recuperación de técnicas constructivas desprestigiadas o caídas en desuso —como estrategia material y de optimización de recursos— recorre el conjunto de proyectos que presenta este volumen.

Disponible
$11.550

Comprar

Autores: Montserrat Palmer (ed.), Patricio Mardones (ed.)

Textos en castellano e inglés, fotografías e imágenes a color, planimetría, detalles
Páginas: 78
Formato: 21,7 x 29 cm.
Peso: 0,6 kg. aprox.
ISBN: 978-956-14-1078-7

Sumario

Variaciones sobre el papel pautado | Ricardo Fernández

Líneas ideológicas | Patricio Mardones Hiche

Casas Lago | Floresta 2006

Edificio Arribeños | Núñez 2007

Edificio Conesa | Saavedra 2008

Casa Chalú | Villa Crespo 2007

Club house La Cándida | La Plata 2008

El constructor contemporáneo | Sebastián Adamo y Marcelo Faiden

Adamo Faiden | proyectos








Cinco proyectos de pequeña y mediana escala sirven a Irarrázaval para testear, hasta qué punto la cualidad interior de un espacio tiene vínculos relevantes con, la estructura que lo sustenta. A partir de la utilización de la envolvente continua, de contenedores navieros —para una exposición donde estas pequeñas, cámaras oscuras conforman volúmenes de mayor presencia, apilándose— se despliega un trabajo donde principalmente vigas, pilares, muros portantes y losas determinan la atmósfera interna del edificio.

Un montaje para una exposición, tres viviendas unifamiliares y un hotel denotan la libertad con la que Irarrázaval es capaz de articular estos elementos y desarrollar un vínculo entre programas diversos, validando su exploración arquitectónica.

La densidad de los elementos estructurales, los diferentes niveles de transparencia asociados y la distribución de pesos y cargas se asocian en estos ejemplos a la relación orientada con el paisaje, a la producción de sombras cambiantes a lo largo del día, a un espacio continuo que puede dar lugar a situaciones diversas o a la organización por estratos de un programa disperso.

Disponible
$11.550

Comprar

Autores: Montserrat Palmer (ed.), Patricio Mardones (ed.)

Textos en castellano e inglés, fotografías e imágenes a color, planimetría, detalles
Páginas: 80
Formato: 21,7 x 29 cm.
Peso: 0,6 kg. aprox.
ISBN: 978-956-14-1077-0

Sumario

Garabatos tipográficos | Mauricio Pezo y Sofía von Ellrichshausen

XII Bienal de Arquitectura | Santiago 2000

Casa La Reserva | Colina 2006

Casa Ochoalcubo | Puchuncaví 2006

Casa Pedro Lira | Lo Barnechea 2006

Hotel Índigo Patagonia | Puerto Natales 2006

Selección de proyectos | Cronología 2009 – 1991








Formada en el contexto de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica de Valparaíso, Cazú Zegers ha producido un conjunto de obras que intentan dar una continuidad con la línea propuesta por esta formación. La incorporación de materiales ligeros y sistemas constructivos elementales, cierta condición temporal de las estructuras, la valorización del oficio del carpintero y una voluntad de fundar una manera particular de ocupar el territorio caracterizan este conjunto de proyectos, construidos entre 1992 y 2006.

Entre ellos, las obras levantadas en Kawelluco, entre un volcán y el lago Villarrica en el sur de Chile, parecen definitivamente alineadas con la imagen propuesta por Amereida: una arquitectura nueva para las tierras recién descubiertas.

Esta publicación plantea un recorrido por la producción arquitectónica de Zegers, quien en 1997, con la fundación del grupo AIRA, consolida una manera de hacer arquitectura apegada a las maneras del taller y al proyecto colectivo.

Agotado

Autor: Patricio Mardones (ed.)

Texto en castellano, fotografías e imágenes en color y b/n, planimetría, detalles
Páginas: 144
Formato: 21 x 22.5 cm.
ISBN: 978-956-14-1031-2

Sumario

Presentación / Hernán Cruz

Prototipos en el territorio / Cazú Zegers

Obras de apertura

Casa Cala

Casa del Fuego

Edificio El Golf de Manquehue

Open Office

Obras de fundación – Kawelluco

Ocupación en Kawelluco

Galpón comunitario

Casa del Silencio / Galoft

Casa Taller Cubo

Casa Cáscara

Casa Té A1

Casa Granero

Obras en síntesis

Casa Haiku

Casa Do

Obras en pausa

Iglesia del Espíritu Santo

Hotel del Viento

Bodega El Principal

Aira como prototipo / Francisco García Huidobro
Biografía
Grupo AIRA
Cronología de obras y proyectos
Publicaciones 1993 – 2007