Sebastián Paredes

común
¿Es tan común lo común? Por una parte, se puede entender como aquello sin la pretensión de transformase en algo excepcional. Por otra parte, asumiendo el problema en términos de propiedad, lo común puede aparecer en relación a lo público (si algo es común es de todos, por lo tanto es público). Finalmente, a partir de la reciente revalorización de conceptos como the commons (Hardt y Negri) o ‘uso común’ (Agamben), lo común se puede entender también como un dispositivo político.

En este número ARQ están presentes todos estos enfoques, exponiendo las controversias para que nuestros lectores puedan apreciar los distintos argumentos. Aunque quizás, al hablar de lo común, esas controversias no sean tales.

En su texto «Public and Common(s)», Reinhold Martin analiza las distintas acepciones de lo común y su aparente confusión con lo público. Hannah Arendt, por ejemplo, ve a lo común como sinónimo de lo público (que aparece en la polis) pues ella lo entiende en oposición a lo individual (que aparece en el espacio privado); Hardt y Negri a su vez proponen que la metrópolis «es el espacio de lo común, de la gente viviendo en conjunto, compartiendo recursos, comunicándose, intercambiando bienes e ideas.»

común
Martin observa que en ambas visiones es la ciudad el entorno que permite que lo común aparezca. A esto se agregan casos como los Smithsons, Venturi y Scott-Brown, o Atelier Bow-Wow, para quienes lo común como lo ordinario surge a partir de una relectura de la ciudad existente. Es decir, cualquiera sea el énfasis –cotidiano, público o político–, es en la ciudad donde lo común aparece y se produce.

Hoy en día sin embargo, y desafiando las porfiadas idealizaciones que podamos hacer sobre la vida urbana, pareciera ser que el miedo, la comodidad y la desidia reducen cada vez más la existencia de aquellos espacios donde lo común aparece y se produce. Entonces, ¿qué hacemos mientras descubrimos como recuperar la cualidad común de la ciudad? ¿cuáles pueden ser esos espacios comunes donde los distintos puntos de vista tienen un lugar de debate, negociación y finalmente de encuentro? Idealmente debieran ser muchos. Por cierto, y en base al prestigio construido a lo largo de 35 años, aspiramos a que revista ARQ pueda ser uno de esos espacios.

Extracto de la editorial.

ARQ-91-Titulo

Disponible
$12.550

Comprar

Sumario
Portafolio Fotográfico

The Mid-space / Stephannie Fell

Editorial

Definiendo un espacio común / Francisco Díaz

Lecturas, obras y proyectos

Un nuevo uso de la arquitectura / Camillo Boano, Giovanna Astolfo

Opera House | House Opera / A(n) Office

Políticas del playground / Nicolás Stutzin

Taller de Formación y Representación II: Campo de Juego / Escuela de Arquitectura UC

Común-Unidad / Rozana Montiel, Alin Wallach

De los bienes comunes y lo público / Alberto Sato

Hacia la producción de bienes comunes del diseño / Elena Antonopoulou, Christos Chondros, Maria Koutsari

Kitamoto Station Plaza / Atelier Bow-Wow

Museos de Arquitectura y Fotografía / Plan Común

La ciudad como acumulación / José Ignacio Vielma

El Plano Oficial de Urbanización de la Comuna de Santiago de 1939 / José Rosas, Wren Strabucchi, Germán Hidalgo, Pedro Bannen

Santiago, locación común / Marcelo Vizcaíno, Claudio Garrido

Sede social comunitaria / 3arquitectos

Gobernación de Malleco / Francisco Correa, Cristóbal Fernández, Pedro Hoffmann, Andrés Mas, Sebastián Mundi, Soledad Pérez

Cabaña Lanalhue / Juan Pablo Corvalán

Arquitectura tras la crisis / Pelin Tan

Opinión – Bienal de Chicago 2015 / Sebastián Paredes

Noticias
Novedades ARQ

ARQ-91-01
ARQ-91-02
ARQ-91-03
ARQ-91-04
ARQ-91-05
ARQ-91-06
ARQ-91-07
ARQ-91-08

A fines de junio del año 2014, el mismo mes en que Rem Koolhaas inauguró su curatoría para la 14ª Bienal de Arquitectura de Venecia, la ciudad de Chicago anunciaba la intención de organizar su propia Bienal de Arquitectura, el primer evento de este tipo en suelo estadounidense¹. Y a pesar de que podemos identificar más de treinta convocatorias ligadas a la arquitectura en ciudades como São Paulo, Lisboa, Shenzen o Rotterdam, en sus primeros comunicados de prensa, el evento de Chicago parecía enfocarse sólo a su símil de Venecia, configurando su identidad a partir de las diferencias que tendría con respecto a este: entrada gratuita, a diferencia de los treinta euros que cuesta la entrada a la Bienal de Venecia; vocación internacional, pero sin distribuir a los invitados en pabellones nacionales; y la intención de ser realizada cada año impar, precisamente los años en que el foco de Venecia está puesto en la Bienal de Arte.

Versus Venecia-01Fig. 1. Chicago Cultural Center. © Sebastián Paredes.

Esta operación cultural, que transformaría a Chicago en un nuevo destino para arquitectos, entusiastas, turistas y, eventualmente, inversionistas, se inauguró el 3 de octubre del año 2015. La bienal cuenta con un importante apoyo económico de actores privados, principalmente BP (quienes siguen lidiando con las consecuencias del derrame del Deepwater Horizon ocurrido en 2010) y la gestión de la alcaldía de Rahm Emanuel, ex jefe de Estado Mayor de Obama y alcalde de Chicago desde 2011. La dirección artística fue asumida por Sarah Herda, directora de la Graham Foundation, y Joseph Grima, exdirector en jefe de la revista Domus y curador de distintas bienales y festivales de arquitectura y diseño (Kortrijk, Estambul y, próximamente, Matera).

El guión de las bienales pareciera desarrollarse con éxito en distintas latitudes, sin embargo, la razón por la que destaca Chicago es su cultura e historia ligada a la arquitectura y a la manera en la que se ha conformado la ciudad. El título del evento, The State of the Art of Architecture, hace referencia a esta cultura, tomando el nombre de una conferencia realizada por el arquitecto Stanley Tigerman en la misma ciudad en 1977 junto a invitados como Michael Graves, Frank Gehry, John Hedjuk, Charles Jencks, entre otros. La bienal del 2015 busca ampliar la pregunta sobre el estado de la arquitectura y también las posibles respuestas: se convoca a más de cien invitados de alrededor de treinta países, quienes usan distintos medios de representación para dar una respuesta. Así, la cacofonía se transforma en una constante en este tipo de eventos.

Versus Venecia-03Fig. 2. ‘Randolph’, intervención de Pedro&Juana. © Sebastián Paredes.

Versus Venecia-04Fig. 3. Maqueta e imágenes de ‘Cent Pavilion’ por Pezo von Ellrichshausen. © Sebastián Paredes.

Versus Venecia-05Fig. 4. ‘Piranesi Circus’, intervención por Atelier Bow-Wow. © Sebastián Paredes.

Versus Venecia-06Fig. 5. ‘Children’s Town’ por Maki Onishi + Yuki Hyakuda. © Sebastián Paredes.

Prototipos a escala real, fotografías, material de archivo, instalaciones, imágenes de concursos, nuevos sistemas constructivos, maquetas, videos, investigaciones y todo el espectro de recursos de la llamada ‘arquitectura de salón’ se encuentran en el centro de operaciones de la bienal, el Chicago Cultural Center, un edificio de finales del siglo XIX que alguna vez fue la principal biblioteca pública de la ciudad. Otras instituciones asociadas al evento –la Chicago Architecture Foundation, Graham Foundation, Art Institute of Chicago y el Museum of Contemporary Art, por nombrar algunas– se encargan de realizar visitas guiadas, exposiciones y charlas que amplían el territorio de acción de la bienal hacia la ciudad.

Versus Venecia-07Fig. 6. ‘Islands, Atolls, and Other Derivative Territories’ por LCLA Office. © Sebastián Paredes

Versus Venecia-09Fig. 7. En primer plano ‘Rock Print’ por Gramazio Kohler Research, ETH Zürich + Self-Assembly Lab, MIT. En el muro ‘Narrative Architecture: A Manifesto’ por WAI Architecture Think Tank. © Sebastián Paredes.

Versus Venecia-12Fig. 8. En primer plano ‘Architecture is Everywhere’ por Sou Fujimoto. © Sebastián Paredes.

Versus Venecia-13Fig. 9. ‘House No. 11 (Corridor House)’ por MOS Architects. © Sebastián Paredes.

Es en este movimiento hacia el South Side de Chicago, específicamente, donde podemos encontrar uno de los hitos de este evento. Coincidiendo con la apertura de la bienal, se inauguró el Stony Island Arts Bank, un banco construido en 1923 y abandonado en 1980 que fue recientemente recuperado y transformado en un centro cultural por el artista local Theaster Gates. Una habilitación precisa para un espacio que albergará colecciones, archivos, talleres y actividades abiertas para la comunidad, haciendo referencia a los procesos de abandono de las ciudades y la reconstrucción de identidad como resistencia. Quizás esta es una de las lecciones que deberían tomar otras bienales; asumir este tipo de instancias como una oportunidad de activar nuevos espacios y celebrar la arquitectura, en vez de una circulación de figuras que, en muchos casos, se mueven como mercancías culturales.

Versus Venecia-15Fig. 10. Exterior del Stony Island Arts Bank. © Sebastián Paredes.

Versus Venecia-16Fig. 11. Biblioteca del Stony Island Arts Bank. © Sebastián Paredes.

Por una parte, The State of the Art of Architecture aspira a ser una piedra fundacional diversa en ideas, contextos, medios de representación y recursos, logrando su objetivo con creces. Por otra, el debate respecto al futuro de Chicago (que continúa después de la inauguración, cuando la prensa ha dejado de atender el evento) es quizás algo que ha pasado desapercibido para el público internacional. La bienal se ha convertido en una instancia importante para reunir a los actores locales e impulsar la acción respecto a temas que son atingentes a la ciudad. La exposición Bold: Alternative Scenarios for Chicago, las propuestas para repensar las estaciones de policía como centros comunitarios, las charlas acerca de la preservación de edificios posmodernos e incluso las visitas guiadas gratuitas a edificios icónicos dan cuenta de este objetivo más local. Es aquí donde las diferencias con Venecia se hacen evidentes y sus reales competidores se vuelven más claros.

Versus Venecia-17Fig. 12. Exposición ‘Bold: Alternative Scenarios for Chicago’. © Sebastián Paredes.

En junio del 2015, un mes antes de que Venecia anunciara a su nuevo curador, el alcalde Rahm Emanuel inauguraba el 606 Trail², un parque urbano en altura sobre una estructura ferroviaria en desuso, una mejora en la ciudad que, si seguimos el caso del High Line, lleva asociados procesos de gentrificación e importantes flujos de capital. Mejorar la calidad de vida a través de la arquitectura ha demostrado ser un buen negocio y Chicago quiere generar esos proyectos antes que Nueva York, Londres o Sídney, ya sea con arquitectos locales o figuras internacionales. Desde esa perspectiva, una Bienal de Arquitectura puede ser una instancia servicial, crítica o neutral ante estos procesos. El éxito de estos eventos, no sólo en número de visitantes sino que en términos de proyecciones futuras, depende finalmente de los curadores y su capacidad para establecer o cuestionar agendas, más que de actuar únicamente como agentes turísticos.

Versus-Venecia-Titulo

Autor

Sebastián Paredes. Arquitecto, Pontificia Universidad Católica de Chile. Colaborador de Ediciones ARQ.

Notas

1 KAMIN, Blair. «Chicago plans global architectural expo for 2015», Chicago Tribune, publicado el 24 de junio de 2014. [Accedido en: 20-10-2015]. Disponible aquí.

2 TROTTER, Greg. «The 606 trail debuts to sunshine, happy crowds», Chicago Tribune, publicado el 6 de junio de 2015. [Accedido en: 20-10-2015]. Disponible aquí.

Participantes publicados por Ediciones ARQ

Al Borde en ARQ 81.

Atelier Bow-Wow en Atelier Bow-Wow | Comunalidad Arquitectónica: una Introducción.

Giancarlo Mazzanti en ARQ 71 y ARQ 76.

Johnston Marklee en ARQ 78 y META.

Joseph Grima en ARQ 90.

OFFICE KGDVS en ARQ 80 y META.

Plan:B Arquitectos en ARQ 67 y ARQ 76.

Pezo von Ellrichshausen en ARQ 80, ARQ 84, Finite Format 002 & 003, META, entre otros.

Tomás Saraceno en ARQ 87.

El incendio del 13 de abril de 2014 no sólo trajo al debate país a ese Valparaíso que habitualmente es invisible a los ojos del turista, sino que también abrió una ventana para que se volviera a pensar ‘en’ Valparaíso como un todo. Paradójicamente, la catástrofe sobre una parte hizo aparecer a la ciudad completa.

Proyecto Ciudad: Valparaíso viene a dar a conocer el pensamiento desarrollado al interior de la academia sobre el futuro de la ciudad de Valparaíso, a través del trabajo realizado por investigadores, profesores y estudiantes de cuatro escuelas de arquitectura –la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), la Universidad de Chile (UCH) y la Universidad de Valparaíso (UV)– quienes se hacen parte del debate sobre los problemas y desafíos de la ciudad puerto a través de investigaciones, análisis críticos y, por sobre todo, propuestas. Esta publicación cuenta con textos de académicos como Marco Ávila, Emilio De la Cerda, Alberto Fernández, Sebastián Gray, Boris Ívelic, Iván Ívelic, Lautaro Ojeda, Iván Poduje, Elke Schlack, Agustín Squella, o Alberto Texido, entre muchos otros.

Finalmente Proyecto Ciudad: Valparaíso presenta parte del trabajo colaborativo realizado entre las universidades ya mencionadas, formalizado a través de una propuesta conjunta denominada «El Valparaíso que sí queremos», que fue presentada en un pabellón construido en el Palacio Subercaseaux de la ciudad de Valparaíso, en el contexto de la XIX Bienal de Arquitectura y Urbanismo de Chile de 2015. Se trata de un esfuerzo inédito de trabajo colectivo, en el que la producción académica se puso al servicio de la esfera pública a través de una visión conjunta que junto con demostrar el potencial efecto negativo de los planes actualmente en curso para la ciudad propone, en base a las mismas reglas, una contrapropuesta para el futuro de la ciudad puerto.

Extracto de la introducción.

Francisco Quintana, Francisco Díaz.

PCV-Titulo

Disponible
Precio: $17.000

Comprar

Autores: Francisco Quintana (ed.), Francisco Díaz (ed.)

Textos en español, fotografías e imágenes duotono y a color, planos, esquemas
Páginas: 208
Formato: 17,5 x 24 cm.
Peso: 0,6 kg. aprox.
ISBN: 978–956–9571–12–1

Índice

Prólogo / Agustín Squella

Introducción / Francisco Quintana, Francisco Díaz

Valparaíso: Línea de tiempo / Melisa Miranda

1 — Borde Costero

De límites y patrimonio urbano. El caso del borde costero de Valparaíso / Emilio De la Cerda

Expansión infraestructural e invisibilidad urbana: una alternativa compatible para Valparaíso / Alberto Texido, Gonzalo Undurraga

Parque de Mar Puerto Barón / Boris Ivelic, Edison Segura

El Mall Puerto Barón: la relación no resuelta entre la ciudad y el puerto de Valparaíso / Nicolás Stutzin

Rambla de Las Delicias Valparaíso. Consolidar una medida urbana desde un orden geográfico / Sandra Iturriaga

2 — El Plan

Espacios de mercados en Valparaíso / Elke Schlack, Cristhian Figueroa

El Plan de Valparaíso respecto del tono único de la circulación / Marco Ávila, Andrés Oyarzún

Los conjuntos habitacionales de vivienda colectiva como modelo de revitalización urbana: barrio El Almendral de Valparaíso / Iván Ivelic, Mauricio Puentes

Operaciones e intervenciones en Barrio Puerto / Alberto Moletto, Sebastián Paredes

Propuesta para la restauración de un barrio patrimonial. El Almendral, Valparaíso / Sebastián Gray, Francisco Vergara

3 — Cerros y Quebradas

Urbanización como estrategia de reconstrucción segura e integración social / Iván Poduje

Cerros y quebradas: Valparaíso territorio en el tiempo / Alberto Fernández

Estructura de espacios públicos sustentables para los cerros de Valparaíso / Carolina Katz

Atlas de disrupciones urbanas: infraestructura, ecología y espacio público en las quebradas de Valparaíso / Arturo Lyon, Alejandra Bosch

Espacios públicos en ascensores de Valparaíso / Eugenio Garcés, Elisa Izquierdo, Magdalena Ulloa

Quebrada informal: lógicas, dialógicas y armaduras urbanas / Lautaro Ojeda

De caserío a barrio: el edificio de equipamiento como detonador de una identidad comunitaria / Martín Hurtado, Raimundo Arteaga

Creación de nuevo suelo público en torno a siete ascensores de Valparaíso / Martín Labbé, Francisco Chateau, Thomas Batzenshlager

Construyendo la pendiente: la memoria moderna de Valparaíso / Macarena Cortés, Thaise Gambarra

La descripción como proyecto. El levantamiento como estrategia proyectual para la intervención de piezas patrimoniales en Valparaíso / Hugo Mondragón, Fernando Carvajal

Propuesta Conjunta 4 Escuelas

El Valparaíso que no queremos

El Valparaíso que sí queremos

Pabellón Valparaíso

Fotografías de Felipe Fontecilla

Anexos

Bibliografía

Biografías

Estudiantes

PCV-01
PCV-02
PCV-03
PCV-04
PCV-05
PCV-07
PCV-08
PCV-09