Ignacio Szmulewicz

torresdesatelite-01

En 1988, Gaspar Galaz y Milan Ivelic publicaban Chile, Arte Actual; un libro que hasta hoy sigue fungiendo como el principal manual del arte moderno nacional en los despachos de eruditos y diletantes. Ya sean producciones monográficas para mesa de centro –a veces tan rutilantes como descafeinadas– o discusiones encumbradas de la teoría dura; poca literatura especializada instruye al público general en la apreciación de nuestra escena contemporánea. Este texto, editado por Ignacio Szmulewicz, viene a llenar ese poco poblado estante de la panorámica reflexiva del arte chileno. Panorámica que aquí está tamizada por un enfoque tan necesario como hasta ahora ausente: el espacio urbano.

A una fina selección de más de 40 obras presentadas en un catálogo, se suman siete ensayos contundentes y suficientes para comprender la tensa relación del arte y la ciudad en el Chile reciente. Además de la pedagógica prosa del editor, breve e indispensable es el ensayo de Sergio Rojas, entre otros aportes destacables como el de Felipe Baeza, Daniel Opazo o Alejandra Celedón. Los ensayos consiguen superar la discusión del arte como objeto, para entrar de lleno a problemas de cultura, historia y política, en un espacio que tuvo un determinante y dramático punto de quiebre con la Dictadura.

Todavia-la-Arquitectura-02

Todavia-la-Arquitectura-03

El texto fija las piezas de un silabario de arte chileno que todo entendido en el espacio público debiera recitar: Cuerpos blandos de Langlois Vicuña (1969), el paso bajo nivel Santa Lucía de Vial, Ortúzar y Martínez Bonati (1970), el monumento a Schneider del mismo Ortúzar (1971-72), la milla de cruces de Rosenfeld (1979), la serie A Chile de Adasme (1979-80), la vilipendiada silla de playa de Nilo (1980), y obras más recientes, como los Arbotantes y Tragapenas de Ramírez (1998-99), el proyecto Nautilus (2000) de Torres y Christie o Fábrica se declara en quiebra (2001-2002) de Preece. Por ello, pienso que este volumen será ineludible para estudiantes, profesionales y aficionados del mundo del arte.

Pero además, el texto permite comprender cómo la intervención artística en el espacio público chileno –moderada en recursos y modulada por la censura política– fue definiendo una forma particular. Los ciclos temporales en donde se inscriben las obras presentadas perfilan el relato histórico de la cultura urbana. Así, al reflexionar sobre las preguntas que formula un arte concretamente situado, el libro de Szmulewicz resulta un aporte clave también para los estudios urbanos; especialmente para quienes investigan temáticas de memoria, estudios culturales, historia reciente y teoría del espacio.

Quizás, por esto es que me parece un equivoco del libro el flirtear desde el título –y fortuitamente en el contenido– con el amplio concepto de «esfera pública», desdibujando el preciso campo donde efectivamente se está indagando con novedad y profundidad: el espacio público de la ciudad. Espacio público acotado y entendido como la relación entre lo humano y su entorno urbano, inefablemente material y claramente determinado por su condición colectiva en propiedad y sentido. El lugar de las prácticas más prosaicas y cotidianas, del poder político y de los imaginarios más barrocos. El espacio público, cuyo relato ha sido innúmeras veces interpretado y subvertido por un arte moderno que desciende de sus plintos y se fuga de los salones.

Todavia-la-Arquitectura-04

Todavia-la-Arquitectura-04

Arte,ciudadyesferapublica-Titulo

Autora reseña

Pía Montealegre. Arquitecta, Magíster en Arquitectura UC. Candidata al grado de Doctor en Arquitectura UC. Profesora UDP.

Ficha bibliográfica

Autor: Ignacio Szmulewicz (Ed.)
Metales Pesados, Santiago, Chile.
502 páginas, 22 x 16 cm, imágenes a color, texto en castellano.
2015.

Más info.