espacio público

El incendio del 13 de abril de 2014 no sólo trajo al debate país a ese Valparaíso que habitualmente es invisible a los ojos del turista, sino que también abrió una ventana para que se volviera a pensar ‘en’ Valparaíso como un todo. Paradójicamente, la catástrofe sobre una parte hizo aparecer a la ciudad completa.

Proyecto Ciudad: Valparaíso viene a dar a conocer el pensamiento desarrollado al interior de la academia sobre el futuro de la ciudad de Valparaíso, a través del trabajo realizado por investigadores, profesores y estudiantes de cuatro escuelas de arquitectura –la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), la Universidad de Chile (UCH) y la Universidad de Valparaíso (UV)– quienes se hacen parte del debate sobre los problemas y desafíos de la ciudad puerto a través de investigaciones, análisis críticos y, por sobre todo, propuestas. Esta publicación cuenta con textos de académicos como Marco Ávila, Emilio De la Cerda, Alberto Fernández, Sebastián Gray, Boris Ívelic, Iván Ívelic, Lautaro Ojeda, Iván Poduje, Elke Schlack, Agustín Squella, o Alberto Texido, entre muchos otros.

Finalmente Proyecto Ciudad: Valparaíso presenta parte del trabajo colaborativo realizado entre las universidades ya mencionadas, formalizado a través de una propuesta conjunta denominada «El Valparaíso que sí queremos», que fue presentada en un pabellón construido en el Palacio Subercaseaux de la ciudad de Valparaíso, en el contexto de la XIX Bienal de Arquitectura y Urbanismo de Chile de 2015. Se trata de un esfuerzo inédito de trabajo colectivo, en el que la producción académica se puso al servicio de la esfera pública a través de una visión conjunta que junto con demostrar el potencial efecto negativo de los planes actualmente en curso para la ciudad propone, en base a las mismas reglas, una contrapropuesta para el futuro de la ciudad puerto.

Extracto de la introducción.

Francisco Quintana, Francisco Díaz.

PCV-Titulo

Disponible
Precio: $17.000

Comprar

Autores: Francisco Quintana (ed.), Francisco Díaz (ed.)

Textos en español, fotografías e imágenes duotono y a color, planos, esquemas
Páginas: 208
Formato: 17,5 x 24 cm.
Peso: 0,6 kg. aprox.
ISBN: 978–956–9571–12–1

Índice

Prólogo / Agustín Squella

Introducción / Francisco Quintana, Francisco Díaz

Valparaíso: Línea de tiempo / Melisa Miranda

1 — Borde Costero

De límites y patrimonio urbano. El caso del borde costero de Valparaíso / Emilio De la Cerda

Expansión infraestructural e invisibilidad urbana: una alternativa compatible para Valparaíso / Alberto Texido, Gonzalo Undurraga

Parque de Mar Puerto Barón / Boris Ivelic, Edison Segura

El Mall Puerto Barón: la relación no resuelta entre la ciudad y el puerto de Valparaíso / Nicolás Stutzin

Rambla de Las Delicias Valparaíso. Consolidar una medida urbana desde un orden geográfico / Sandra Iturriaga

2 — El Plan

Espacios de mercados en Valparaíso / Elke Schlack, Cristhian Figueroa

El Plan de Valparaíso respecto del tono único de la circulación / Marco Ávila, Andrés Oyarzún

Los conjuntos habitacionales de vivienda colectiva como modelo de revitalización urbana: barrio El Almendral de Valparaíso / Iván Ivelic, Mauricio Puentes

Operaciones e intervenciones en Barrio Puerto / Alberto Moletto, Sebastián Paredes

Propuesta para la restauración de un barrio patrimonial. El Almendral, Valparaíso / Sebastián Gray, Francisco Vergara

3 — Cerros y Quebradas

Urbanización como estrategia de reconstrucción segura e integración social / Iván Poduje

Cerros y quebradas: Valparaíso territorio en el tiempo / Alberto Fernández

Estructura de espacios públicos sustentables para los cerros de Valparaíso / Carolina Katz

Atlas de disrupciones urbanas: infraestructura, ecología y espacio público en las quebradas de Valparaíso / Arturo Lyon, Alejandra Bosch

Espacios públicos en ascensores de Valparaíso / Eugenio Garcés, Elisa Izquierdo, Magdalena Ulloa

Quebrada informal: lógicas, dialógicas y armaduras urbanas / Lautaro Ojeda

De caserío a barrio: el edificio de equipamiento como detonador de una identidad comunitaria / Martín Hurtado, Raimundo Arteaga

Creación de nuevo suelo público en torno a siete ascensores de Valparaíso / Martín Labbé, Francisco Chateau, Thomas Batzenshlager

Construyendo la pendiente: la memoria moderna de Valparaíso / Macarena Cortés, Thaise Gambarra

La descripción como proyecto. El levantamiento como estrategia proyectual para la intervención de piezas patrimoniales en Valparaíso / Hugo Mondragón, Fernando Carvajal

Propuesta Conjunta 4 Escuelas

El Valparaíso que no queremos

El Valparaíso que sí queremos

Pabellón Valparaíso

Fotografías de Felipe Fontecilla

Anexos

Bibliografía

Biografías

Estudiantes

PCV-01
PCV-02
PCV-03
PCV-04
PCV-05
PCV-07
PCV-08
PCV-09

Andrés branzi
ARQ LIBROS presenta su nuevo libro Andrea Branzi: Diez Modestas Recomendaciones para una nueva Carta de Atenas, la tercera edición de la serie ARQ DOCS desarrollada en conjunto con la Subdirección de Extensión de la Escuela de Arquitectura UC, y patrocinado en esta ocasión por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile, a través de su Área de Nuevos Medios.

Este libro muestra la evolución y el estado actual de las ideas de un pensador de la arquitectura que nunca ha abandonado las posiciones de vanguardia. Publicado en inglés y español, este libro pone sus ideas a disposición de los lectores contemporáneos y, por primera vez, las abre también al público de habla hispana.

Andrea branzi
Andrea Branzi (1938), es un arquitecto, diseñador y pensador italiano, fundador de Archizoom, el grupo italiano de vanguardia mundialmente conocido por su proyecto No-Stop City desarrollado entre 1969 y 1972. Branzi es también el co-fundador de la Domus Academy, y actualmente es profesor en el Politécnico de Milán. El libro presenta sus Diez Modestas Recomendaciones para una nueva Carta de Atenas, junto con un dibujo continuo de 16 páginas de la nueva carta. Del Radical Design al Post-Ambientalismo, una conversación entre Branzi y la arquitecta italiana Elisa Cattaneo, y los prefacios de los editores Jeanette Sordi y Felipe Vera completan el volumen.

Andrea branzi-Titulo

Disponible
$5.000

Comprar

Autores: Andrea Branzi, Jeannette Sordi (ed.), Felipe Vera (ed.)

Textos en español e inglés, imágenes a color y duotono
Páginas: 128
Formato: 12 x 17 cm.
Peso: 0,2 kg. aprox.
ISBN: 978-956-9571-03-9

Índice
Diez Modestas Recomendaciones para una nueva Carta de Atenas

Sobre el Devenir de los Nuevos Medios: Cruces y Posibilidades / Simón Pérez Wilson

Un Manifiesto Presente / Felipe Vera

Diez Modestas Recomendaciones para una nueva Carta de Atenas / Andrea Branzi

Del Radical Design al Post-Ambientalismo

Una Investigación No-Stop / Jeannette Sordi

Del Radical Design al Post-Ambientalismo / Andrea Branzi

ADDMS-01
ADDMS-02
ADDMS-03
ADDMS-04
ADDMS-05
ADDMS-06
ADDMS-07
ADDMS-08
ADDMS-09

Una-discusion-sobre-espacio-publico-01

En el Chile de las dos últimas décadas, la arquitectura del paisaje lentamente ha logrado una creciente visibilidad e identidad disciplinar, ya sea como profesión incipiente o como campo de estudio. Sin embargo, las visiones contemporáneas que consideran al paisaje como una forma de urbanismo –y que favorecen el desarrollo de la planificación desde el proyecto de paisaje– contrastan con el actual compromiso que hay en Chile con el manejo de los espacios abiertos y públicos.¹

Los tres proyectos seleccionados para esta discusión han desmantelado la noción de lo que se entiende en el país como buen diseño para los espacios públicos, al considerar al paisaje como una expresión de la cultura social, en lugar de una secuencia de obras que despojan de sentido a sus contextos hasta convertirse en postales de un lugar y de un momento específico. Los tres proyectos fueron concebidos considerando aspectos urbanos, sociales y de infraestructura del sitio en que se emplazan, pero difícilmente calzan con la nomenclatura tradicionalmente asociada al campo de la arquitectura del paisaje.

Una-discusion-sobre-espacio-publico-02Fig. 1 Grande Place de Santiago de Chili. Grabado de Aubert, c. 1845. © Bibliothèque Nationale de France.

Las dos «plazas» en Santiago de la Fundación Mi Parque fueron determinadas por la adopción de una eficaz gestión de suelo y por el diseño de estrategias implementadas a través de una variedad de formas de gobernabilidad; la secuencia de «paseos» y «explanadas» de MOBIL Arquitectos en dos de los emblemáticos cerros de Valparaíso fue concebida como una respuesta progresiva a los desafíos sociales, culturales, medioambientales e infraestructurales de la urbanización contemporánea. El «parque» de Teodoro Fernández Arquitectos, por su parte, propone al paisaje como una forma de «urbanismo arquitectónico»: una noción recientemente discutida en algunos círculos académicos y que agrega otra capa a la identidad del campo disciplinar, a pesar de lo que ha sido considerado como su reciente renacimiento bajo la distintiva etiqueta de urbanismo del paisaje.

Plaza de la villa San Luis y plaza Sandro Escalona. Fundación Mi Parque. Santiago

Desafortunadamente, el abandono, la pobreza y la delincuencia son algunos de los conceptos más utilizados para describir la realidad de los espacios públicos en las áreas de menores ingresos en Chile. Para enfrentar esta situación, el principal objetivo de la Fundación Mi Parque es entregarles identidad urbana, no necesariamente a través de un diseño rupturista, sino a través de la redefinición del concepto de manejo privado de los espacios públicos en barrios sin los medios necesarios para mantenerlos.

Una-discusion-sobre-espacio-publico-10Fig. 2 Vista de la plaza de la Villa San Luis tras la intervención. © Fundación Mi Parque, 2011.

Para lograrlo, la fundación ha construido una sinergia entre comunidades, empresas y municipalidades en los procesos de diseño, de construcción y de mantención. Esta colaboración, presentada aquí en dos de los 62 proyectos emplazados en 28 comunas de Santiago, incluye cuatro etapas: primero, la identificación de sitios urbanos problemáticos, susceptibles de ser intervenidos; segundo, el desarrollo de un modelo de participación ciudadana para los tres actores involucrados: los vecinos (quienes juegan un rol activo en cada etapa del proceso), las compañías patrocinadoras (a través de la participación de sus trabajadores como voluntarios en la construcción del proyecto) y las municipalidades, que se comprometen a mantener los proyectos en el futuro. La tercera etapa consiste en la recuperación de sitios eriazos a través del llamado «diseño apropiado», propuesto por la fundación, y que considera nivelación y reparación del suelo, la incorporación de material vegetal de acuerdo a las condiciones climáticas y la inclusión de mobiliario urbano, irrigación e iluminación, entre otros. Es importante destacar que el proceso termina con un día de construcción, que incluye tanto la preparación del terreno como la ejecución de la propia obra.

Las dos plazas aquí abordadas incorporan la noción de paisaje como un elemento urbano que opera en base a dos premisas sociales: primero, lograr la máxima experiencia urbana reduciendo los pasos y operaciones proyectuales a un mínimo; y segundo, transformar la noción de plaza desde una tipología formal a una narrativa, exponiendo los vínculos y contradicciones entre las distintas geometrías provenientes de la topografía, del trazado, de la sombra arrojada por los árboles plantados y de las formas que adquiere la infraestructura.

Junto con reconocer la relevancia de Fundación Mi Parque como un modelo para la gestión del espacio público que ha permitido recuperar su sentido como un lugar de encuentro al responder a las necesidades reales del barrio en que se emplaza, es inevitable no preguntarse cómo avanzar un paso más allá. En primer lugar, es necesario superar un kit de diseño determinado por una secuencia de manchas verdes, por el uso de neumáticos reciclados y por la instalación de islas de árboles que necesitarán varios años antes de dar buena sombra. Y segundo, es tiempo de elaborar un discurso de diseño capaz de determinar rigurosamente los aspectos formales de la estructura del paisaje propuesto y de reconfigurar espacios de relevancia urbana en lugares que no los tienen.

El siguiente proyecto, desarrollado en un terreno de similares condiciones sociales, si bien en una ciudad diferente, establece un camino para lograrlo.

Cerro Toro y cerro Santo Domingo. MOBIL Arquitectos. Valparaíso

Podemos referirnos a Valparaíso como una suerte de anfiteatro geográfico configurado por un terreno con pendiente natural, extensamente sobrepoblado, que rodea a la costa en torno a una bahía. El trabajo de MOBIL Arquitectos fue parte del plan maestro para el mejoramiento de los espacios públicos de Valparaíso, y consistió en la rehabilitación de dos de los cerros de la ciudad: el cerro Toro y el cerro Santo Domingo. Específicamente, el proyecto puede leerse como «una rehabilitación del tejido urbano», una reconfiguración de las áreas públicas icónicas de Valparaíso, construidas sobre lo que antes eran las quebradas naturales del terreno: calles, pasajes, senderos y miradores que definen también el sistema de conectividad entre los cerros y el plan de Valparaíso.

Una-discusion-sobre-espacio-publico-03Fig. 3 Acuarela de Valparaíso. Anónima, s/f. © Museo Histórico Nacional de Chile.

La organización del sitio demuestra el espíritu del proyecto. Opuesto a la construcción tradicional de una plaza, este se instala sobre los senderos existentes que lentamente se han ido desvaneciendo por el uso cotidiano. La recuperación del terreno a través de la reinterpretación del paseo tradicional delineó una frontera entre la continuidad de la calidad peatonal tradicional y distintiva de Valparaíso, y la habitabilidad precaria y dispersa de las construcciones abandonadas y erosionadas de la ciudad contemporánea.

Históricamente, la particular disposición de los cerros ha permitido que las construcciones y espacios públicos en las áreas altas de Valparaíso puedan participar visualmente de la bahía, de los otros cerros y del resto de la ciudad a través de las depresiones y quebradas existentes, mismos fragmentos que se han convertido en sus puntos de acceso natural y, por ende, principal. El reconocimiento de esta condición por parte del proyecto es la clave para establecer el punto de vista de los autores, para quienes la arquitectura y la ciudad coexisten como un continuo que entiende y posiciona al espacio público como un edificio. El proyecto establece así una aproximación que elimina clichés arquitectónicos, transformando a la obra en una acción anónima y, al mismo tiempo, en una visiblemente urbana.

Una-discusion-sobre-espacio-publico-05Fig. 4 Une quebrade a Valparaíso. Dibujo de Bartolomé Lauvergne, litografía de Joly y figuras de Adolphe Jean Baptiste Bayot, 1841. © Museo Histórico Nacional de Chile.

Una-discusion-sobre-espacio-publico-04Fig. 5 Paseo Atkinson. Alfredo Helsby, 1896. © Museo Histórico Nacional de Chile.

De cierta forma, el proyecto reproduce la compleja realidad urbana y social de Valparaíso, emergiendo desde el especial contexto geográfico, cosiendo los cantos y bordes empinados entre las secciones bajas y altas de la ciudad. Las costuras operan y se manifiestan como formas de relieve y como inserciones circulatorias, a la vez que mantienen y se acoplan a los programas existentes. Mientras el tejido urbano se adapta a las pendientes con volúmenes que escalan, rotan, o cuelgan, el nuevo suelo se despliega en la forma de muros perimetrales o de veredas, fabricando los espacios públicos del cerro, con escaleras que emergen como pasajes, senderos, esquinas y recodos en cualquier ángulo y dimensión posible. El proyecto asume esta condición sabiendo que las plazas tradicionales necesitan ser reemplazadas aquí por miradores o calles ensanchadas con barandas que permitan habitar los acantilados, a la vez que mirar sobre la bahía mientras se pasea. Y, en un nivel más profundo, este es un proyecto que intenta también articular política y diseño, dos agentes claves en la creación de espacios públicos.

Una-discusion-sobre-espacio-publico-12Fig. 6 Vista hacia la tercera plaza tras de la intervención. © Antonio Lipthay, 2013.

Si bien el equipo de diseño generó un suelo complejo e intrincado –que incluyó además el diseño hidráulico, eléctrico y el de los elementos de paisaje y prefabricados donde fuese posible– los arquitectos tuvieron que luchar contra un complejo sistema burocrático que iba desde la oficina regional de Monumentos, al Consejo Nacional de Monumentos, al Servicio Regional de Vivienda y Urbanismo, a la Dirección de Obras Municipales y similares, al Ministerio de Planificación y al Ministerio del Interior, entidad que finalmente firmó los permisos de construcción. Tras todo este proceso, la intervención es legible como una estrategia de conectividad que aprovecha la red peatonal en los cerros. Y pese a que no todos los elementos del proyecto original sobrevivieron, este fue capaz de ejercer un impacto mayor dentro de la ciudad, incorporando la noción de espacio público como un medio que define una plataforma de habitabilidad.

Como resultado, el proyecto adopta una articulación urbano-social del territorio, promoviendo la mejora en las condiciones de vida y, más importante aún, el rescate y desarrollo de una identidad urbana a través del diseño². De igual manera, el próximo proyecto se articula a partir de la construcción de un parque comprometido con su condición territorial.

El Estadio Nacional como un Parque de la Ciudadanía. Teodoro Fernández Arquitectos. Santiago

Durante 76 años el Estadio Nacional ha sido el espacio público que ha congregado la mayor cantidad de eventos cívicos, deportivos y culturales en Chile. Sin embargo, desde su inauguración en 1938 y a pesar de las reparaciones que se han hecho al coliseo principal, la totalidad del sitio nunca había sido abordada desde una perspectiva urbana. Así, la propuesta ganadora del concurso organizado por el Instituto Nacional del Deporte en 2011 se estructuró en torno a la concepción del diseño del paisaje como un medio para destacar la geografía, y como una oportunidad para reinterpretar la concepción tradicional de la plaza y de la calle, considerados como los principales espacios públicos de Santiago.

Una-discusion-sobre-espacio-publico-06Fig. 7 Vista del valle del Aconcagua. Thomas Somerscales, s/f. © Thomas Somerscales, Pintura Chilena del siglo XIX. (Santiago: Origo, 2008), p. 18.

El proyecto de Teodoro Fernández Arquitectos es, antes que todo, un ejercicio topográfico. Introduce una nueva dimensión en el sitio conectando las vistas lejanas de la cordillera de los Andes con el paisaje circundante propuesto para el nuevo parque. Al interior del sitio, esta nueva topografía –denominada por los autores como «un balcón en el valle»– se centra en el coliseo y se define por una plataforma elevada hasta el segundo nivel de la estructura principal, que conecta el interior y el exterior del sitio por medio de un sistema de explanadas, bordes y rampas. El proyecto rompe también con la condición enclaustrada del sitio a través de una serie de accesos peatonales articulados que contribuyen a la organización de los espacios como espacios públicos. Como resultado, el proyecto enfatiza simultáneamente cinco aproximaciones para su entendimiento como «parque»:

Una-discusion-sobre-espacio-publico-07Fig. 8 Laguna del Parque Cousiño. Alberto Orrego Luco, 1887. © Colección Museo Nacional de Bellas Artes de Chile.

Una-discusion-sobre-espacio-publico-14Fig. 9 Vista hacia la laguna de botes y de piscinas recreativas. © Teodoro Fernández Arquitectos. Equipo concurso, 2011.

En primer lugar es un parque urbano que crea un nuevo sistema, integrando al Estadio Nacional al contexto urbano e incorporando un diseño que responde a los distintos bordes del sitio, a través de la propuesta de ocho accesos peatonales que operan como espacios públicos a la vez que consolidan el rol del sitio como una pieza urbana. Es un parque topográfico que considera y realza el relieve preexistente dentro y fuera del sitio. Es un parque de la ciudadanía, para el público, promoviendo el uso recreacional no sólo a través de nuevos programas, infraestructura y eventos, sino también a través de la organización de los preexistentes. Es un parque atlético que preserva usos tradicionales, a través de una organización de capas y elementos que lo definen como un campo de deportes para atletas profesionales y amateurs, ciudadanos comunes y corrientes, familias y turistas. Finalmente, es un parque educacional que incorpora historia, memoria e identidad en la configuración espacial del Estadio Nacional.

A pesar de tratarse de un concurso internacional que tomó cinco meses y que fue organizado en tres etapas que incluyeron a 27 oficinas y a un jurado compuesto por representantes de gobierno, reconocidos arquitectos, arquitectos del paisaje y planificadores urbanos, nacionales e internacionales, la materialización efectiva del elemento principal del diseño ganador –el sistema articulado por la plataforma elevada y explanadas– aún está en riesgo. El Consejo de Monumentos Nacionales, el mismo que declaró al coliseo bajo esa categoría en 2003, dio luz verde a la demolición de su marquesina para ampliar el aforo del estadio, tras su reducción en diez mil asientos el año 2010. Esta operación implicaría la instalación de una estructura de pilares de concreto rodeando al coliseo y ocupando, en consecuencia, gran parte del área de la plataforma propuesta. Y pese a que el proyecto resultó ganador precisamente por el plan maestro para el sitio, que posiciona a la plataforma como el principal elemento de la composición, de acuerdo a una declaración entregada por un representante del consejo a un diario chileno había cierta preocupación por el riesgo latente en la cantidad de cruces diagonales propuestos al interior del sitio y, en particular; también por la plataforma elevada al segundo nivel del coliseo, la que no es un mero gesto compositivo sino un elemento que absorbe el 2 % de la pendiente del sitio, nivelando la parte alta del recinto con las vistas lejanas, reconociendo así la organización natural del terreno³. Consecuentemente, la materialización efectiva de este ejercicio topográfico, de este «balcón en el valle» que entregaría una fuerte identidad a las casi 65 hectáreas y a toda el área circundante, el mismo que absorbe la significación histórica y nacional del sitio, sigue sin haberse realizado.⁴

Es cierto que la intervención gubernamental luego de un concurso público no es nueva, pero si realmente creemos que el espacio público no es neutral, algo de hecho confirmado por las tres propuestas aquí presentadas, entonces es tiempo de recordar episodios como la condición urbana de Santiago durante la celebración del Centenario de Chile. En dicho momento, el paisaje público de Santiago era un producto complejo, determinado por la coexistencia de paisajes productivos (como la Quinta Normal de Agricultura), paisajes culturales (como el parque Cousiño) y paisajes construidos sobre elementos geográficos como el río Mapocho y el cerro San Cristóbal. Esas piezas urbanas fueron propuestas de diseño pensadas y construidas no sólo para incorporar áreas verdes, sino también para conectar la ciudad y su valle a través de espacios públicos que operaban como medios para reconocer la extensión geográfica del contexto circundante, una situación igualmente reconocible en el concurso del Estadio Nacional y en los cerros de Valparaíso, que entregan a sus habitantes un sentido de identidad urbana y territorial.

En un período en que grandes parques históricos han sido canibalizados hasta convertirse en los patios traseros de los barrios en que se emplazan, donde los proyectos de paisaje ganadores de concursos internacionales son transformados por las entidades que obtienen los contratos de construcción, y donde espacios públicos notables han sufrido progresivas, inadecuadas y descontroladas intervenciones a manos de las autoridades de turno, países como Chile –sin una gran tradición en diseño de paisajes– necesitan continuar con la instrumentalización táctica de intervenciones que han probado ser efectivas y desarrollar diseños estratégicos capaces de transformar los sitios, ampliando el alcance de las posibilidades futuras de sus formas y funciones urbanas de modo que puedan ser utilizados por quienes más los necesitan: los gobiernos locales y la ciudadanía.

Una-discusion-sobre-espacio-publico-08Fig. 10 «Urbanismo desde el paisaje: doce piezas urbanas en proceso, 1910 vs 2010», Fondecyt Nº11103332, investigación de Romy Hecht. © Dominique Bruneau, Romy Hecht, 2014.

Una-discusion-sobre-espacio-publico-Titulo

Publicado en

Who Cares for Chilean Cities?
Agosto 2014

Artículo realizado por

Romy Hetch. Arquitecta y Magíster en Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Doctora en Teoría e Historia de la Arquitectura de Princeton University. Sus investigaciones se desarrollan en el campo de la teoría, la historia y la crítica del paisaje del siglo XX como espacio público, en Estados Unidos, Europa y América latina, centrándose en la identificación, descripción e interpretación de las formas como vestigios del pasado. Ha presentado partes de su tesis de doctorado, The Attack on Greenery: Critical Perceptions of the American Man-Made Landscape, 1955-1969, en las universidades de Princeton, Harvard, Columbia y Rice. Sus
artículos se han publicado en diversos medios editoriales, tales como Harvard Design Magazine (USA), ARQ, CA, y Revista 180 (Chile), y New Architecture (China). Ha sido la traductora al español del libro de J.B. Jackson The Necessity for Ruins and Other Essays (La necesidad de ruinas y otros ensayos, 2012). Ha sido Profesora Visitante de la Graduate School of Design de Harvard University y es Profesora Asociada de la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Notas

1 Este ensayo es un producto del proyecto Fondecyt de Inicio 11110332, «Urbanismo desde el paisaje:
lectura de doce piezas urbanas en proceso. Santiago 1910 vs. 2010», de Romy Hecht.

2 Durante el proceso de edición de este ensayo, Valparaíso sufrió lo que ha sido catalogado como el peor incendio urbano en la historia de Chile. Entre el 12 y el 16 de abril de 2014 se quemaron once de los 42 cerros de la ciudad, abarcando una superficie de 900 hectáreas y dejando como resultado quince muertos, quinientos heridos, doce mil quinientos damnificados y dos mil novecientas casas destruidas. La tragedia expuso las deterioradas condiciones urbanas de la ciudad y, en particular, de sus quebradas, las mismas recuperadas como espacios públicos por el proyecto de MOBIL que, afortunadamente, no fue afectado por el evento.

3 Ver Patricio Cofré, «Santiago: Evalúan demolición de marquesina para ampliar capacidad del
Estadio Nacional», La Tercera (31 Ago. 2012).

4 En marzo de 2014 fueron inauguradas 23 hectáreas de la propuesta original, justo antes del inicio de los Juegos Suramericanos, ODESUR 2014. La sección, correspondiente al paño oriente del terreno, entre el coliseo y la Avda. Pedro de Valdivia, incluye los espacios abiertos propuestos por Teodoro Fernández Arquitectos: nuevas áreas verdes, estacionamientos, senderos, paseos y ciclovías, y la renovación de los accesos al sector. Se instalaron además tres Memoriales a los Detenidos y Desaparecidos de la Dictadura Militar (1973-1989) y un Polideportivo y Centro Acuático, además de iniciarse las obras para la nueva estación de Metro por Avda. Grecia. Sin embargo, a la fecha, ninguna de las plataformas elevadas ha sido construida. Tampoco existe fecha de inicio para la segunda etapa, en la que el equipo ha propuesto una versión muy reducida del «balcón» original.

Lecturas recomendadas

Who Cares for Chilean Cities?
La necesidad de ruinas y otros ensayos
Teodoro Fernández | Arquitectura en el paisaje
ARQ 73 | Valparaíso
ARQ 83 | Edificios, paisajes, ciudades

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-04

Dos consideraciones a la hora de presentar este proyecto:

Entendemos la casa como sinónimo de ciudad, así como la vivienda a gran escala constituye la parte básica en la producción de la ciudad.

Los proyectos nuevos deben generar sectores comprensibles y legibles que organicen la escala urbana, enfrentando la ciudad real y rechazando formalismos heroicos.

El proyecto del Parque Novo Santo Amaro está ubicado en la zona sur del municipio de São Paulo, en la región de los manantiales de la represa de Guarapiranga. La zona se caracteriza por ser una región de fondo de valle, de curso de agua central y laderas de gran declive, totalmente ocupadas por construcciones precarias.

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-01Fig. 2 Situación previa. Archivo Vigliecca & Associados. / Fig. 3 Obra en construcción. Archivo Vigliecca & Associados.

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-02Fig. 4 Esquema del proyecto.

El arroyo recibía, a lo largo de su recorrido, los desagües cloacales de las casas que lo rodeaban y las aguas pluviales de las vías que limitan sus laderas. Como consecuencia de la ocupación irregular se extinguió la vegetación nativa a lo largo del curso de agua. La directriz general es crear un eje central verde a lo largo del curso de agua existente, rescatando la condición original de esta zona. Otro objetivo es buscar soluciones que aprovechen las nacientes de agua limpia del valle, rescatando el valor del agua como elemento paisajístico principal.

Este eje central se caracteriza por ser un parque lineal, y es el elemento que estructura el conjunto total de las intervenciones, cualifica el área y estimula el sentimiento de identidad de los moradores con el lugar. Para que este espacio tenga vida y actividad es imprescindible que existan puntos de atracción que inciten a la gente a circular a lo largo de su recorrido; por lo mismo, también sirve de acceso a la mayoría de las viviendas. En su extremo, se concibió un punto de atracción de este recorrido en el que se ubican la cancha de fútbol, el club, la asociación de vecinos y la escuela estatal José Porphyrio da Paz. Esta área ya era un lugar de encuentro y referencia y se consolidó con el proyecto y las obras.

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-03Fig. 5 Corte AA – Espacios públicos.

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-05Fig. 6 Espacios públicos. Fotografía: Leonardo Finotti

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-06Fig. 7 Planta de emplazamiento: 1. Plaza de juegos infantiles / 2. Bloque de viviendas / 3. Cancha de fútbol / 4. Área libre de recreación / 5. Espacio para la tercera edad / 6. Centro comunitario / 7. Escuela Estatal José Porphyrio Da Paz

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-07Fig. 8 Corte AA – Bloque de viviendas.

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-08Fig. 9 Bloque de viviendas n° 3. Planta tipo, nivel 781.29 m.

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-09Fig. 10 Bloque de viviendas n° 3. Planta primer piso dúplex, nivel 783.8 m.

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-10Fig. 11 Bloque de viviendas n° 3. Planta segundo piso dúplex, nivel 786.3 m.

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-11Fig. 12 Estudio de emplazamiento y continuidad de circulaciones.

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-12Fig. 13 Estudios de fachadas, bloque de viviendas.

Al otro extremo de la superficie del proyecto, se acomodan rellanos, escalones y bancos, reafirmando, de forma lúdica, el gran desnivel topográfico existente. Anfiteatros abiertos, campos de juegos infantiles y una pista de skate garantizan diversión, mientras que una densa arborización proporciona las condiciones ambientales adecuadas. Las familias evacuadas del lugar durante la construcción fueron reubicadas en unidades habitacionales creadas en la misma zona; la mayor cantidad de departamentos del conjunto permite atender la demanda por viviendas de otros sectores de la región, también en áreas en riesgo

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-13Fig. 14 Croquis de desarrollo de proyecto.

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-14Fig. 15 Bloques de vivienda y espacios públicos. Fotografía: Leonardo Finotti.

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-15Fig. 16 Espacios públicos. Fotografía: Leonardo Finotti.

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-16Fig. 17 Corte esquemático. / Fig. 18 Planta esquemática. Croquis de posibles usos de los departamentos.

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-17Fig. 19 Vista de del conjunto y su contexto. Fotografía: Leonardo Finotti.

Residencial-Parque-Novo-Santo-Amaro-V-Titulo

Publicado en

ARQ 86 | Proyecto social
Mayo 2014

Ficha técnica

Arquitectos: Vigliecca & Associados / Equipo: Héctor Vigliecca, Luciene Quel, Neli Shimizu, Ronald Werner, Caroline Ber toldi, Kelly Bozzato, Pedro Ichimaru, Bianca Riotto, Mayara Rocha Christ, Fábio Pittas, Thaísa Fróes, Aline Ollertz, Sérgio Faraulo, Paulo Serra, Luci Maie / Ubicación: Calle Coelho Lousada, Santo Amaro, São Paulo, Brasil / Encargo: Municipalidad de São Paulo – SEHAB / Cálculo estructural: BERFAC Consultoria de Solos e Fundações (fundaciones); Camilo Engenharia (estructuras de hormigón); Projeto Alpha, Prometal Engenharia (estructura metálica) / Construcción: Consórcio Mananciais (Construbase + Engeform) / Instalación eléctrica y sanitaria: Procion Engenharia / Proyecto de infraestructura: MC Engenharia / Gestión de proyecto: Consórcio Hagaplan JNS + Consórcio ETEP Sondotécnica / Sistema constructivo: estructura mixta de hormigón y albañilería estructural / Terminaciones interiores: revestimientos de yeso pintados con pintura PvA color blanco / Terminaciones exteriores: estucos de cemento texturados y pigmentados / Presupuesto: sin datos / Superficie construida: 13.500 m² / Superficie de terreno: 5.4 ha; 200 unidades habitacionales / Año de proyecto: 2009 / Año de construcción: 2012 / Fotografías: Leonardo Finotti.

Bibliografía sugerida

VIGLIECCA, Héctor. Hipóteses do Real. Concursos de Arquitetura e Urbanismo 1971-2011. São Paulo, Vigliecca & Associados, 2013.

Lecturas recomendadas

ARQ 86 | Proyecto social
ARQ 69 | Habitaciones

proyecto social
Nuevamente, las catástrofes que de cuando en cuando toman por sorpresa a las ciudades chilenas dejan al descubierto su última capa: el frágil sustrato sobre el cual literalmente hemos construido nuestra realidad urbana. Durante abril terremotos e incendios sacudieron distintas regiones del país y removieron –crudamente– lo accesorio y perecible, quizá recordándonos el porqué del afecto por las estructuras pesadas y la mala fama que lo liviano tiene en nuestra cultura. ¿Y qué es lo que queda tras los incendios en ocho cerros de Valparaíso o luego de sucesivos terremotos en el norte de Chile? ¿dónde es viable reconstruir, dónde es apropiado refundar, dónde es necesario replantear?

Desde esa perspectiva, la revisión de las imágenes de barrios completos destruidos por el fuego en Valparaíso es dura y elocuente, y levanta varias preguntas respecto al rol social de los arquitectos y a su capacidad actual de moldear el mundo construido. Y una de esas preguntas, una que parece tan pertinente como trágica, se refiere a la urgente y deseable calidad de nuestras ruinas. Y probablemente –siguiendo el argumento de Brinckerhoff Jackson– ella apela también a la comprensión de la propia historia, marcada por ciclos y desapariciones.

proyecto social
En esa encrucijada es donde los arquitectos tendríamos un primer campo que cautelar, una urgencia inicial que se desplegaría en cada proyecto y que intentaría atender a la responsabilidad social inherente a la práctica arquitectónica: proveer la mejor ruina posible, en cuanto estructura capaz de constituirse en patrimonio (en el sentido más prosaico de la palabra) y por tanto ser capaz de persistir, al tiempo que posibilitar el cambio a lo largo de esa vida prolongada.

Tanto las ruinas en los cerros incendiados de Valparaíso como los barrios arruinados de Alto Hospicio en Iquique dan cuenta del rol clave que tiene el trazado urbano en la construcción de una buena ruina: desde la forma y tamaño de los sitios hasta la relación entre las redes viales y de infraestructura con la topografía. Más indeleble que muchos edificios, tras una catástrofe ese trazado podría ser el principal sobreviviente. La precisión de un trazo, incluso si sólo es una marca de tiza en el suelo, puede hacer la diferencia entre una ciudad capaz de capitalizar la más modesta de las inversiones y otra que no logra levantarse a pesar del mejor programa asistencialista posible de implementar.

Este número de ARQ intenta concentrar la mirada en esas decisiones, las más primarias de la forma arquitectónica, siguiendo el notable ejemplo de Fernando Castillo Velasco en Villa La Reina y haciendo eco de la importancia de esos elementos fundantes para la consolidación de ciudades (y sociedades) más justas, inclusivas y equitativas. Si hay una buena ruina, no todo está perdido, aunque esa ruina sea quizá solo una distancia o una dirección, marcada con cuidado en el suelo.

ARQ-86-Titulo

Disponible
$12.550

Comprar

Sumario
Dossier técnico ARQ
Editorial

Proyecto social / Patricio Mardones

Portafolio Galería AFA

Sobre estrellas y raíces / Rodrigo Arteaga

Lecturas, obras y proyectos

Bobi y la utopia del cinturón verde / Gloria Favi

Capillas para el Arzobispado de Santiago, Santiago, Chile / Baixas y Del Río Arquitectos

Urbanizando con tiza / Francisco Quintana

Casa MuReRe, Buenos Aires, Argentina / Adamo-Faiden Arquitectos

La vivienda, un problema de acceso al suelo / Rosanna Forray, María José Castillo

Conjunto Nueva Paniahue, Santa Cruz, Chile / Pablo De La Llera, Isabel Pedrals, Pablo Lobos

Arquitectura intergeneracional y espacio público / Sergio García, Pablo Martí

Centro de ocio, Guadalajara, España / Ábalos + Sentkiewicz Arquitectos

Capilla San Manuel de la Estrella, Pudahuel, Chile / Tomás Browne, Alberto Browne

De la casa al barrio / Margarita Greene, Felipe Link, Rodrigo Mora, Cristhian Figueroa

Residencial Parque Novo Santo Amaro V, São Paulo, Brasil / Vigliecca & Asociados

DA8600
DA8601
DA8602
DA8603
DA8604
DA8605
DA8606
DA8607

Este volumen presenta una selección de trabajos de la oficina de Teodoro Fernández, mayoritariamente desarrollados entre 1997 y 2007; incluyendo textos de arquitectos como Smiljan Radic o Mathias Klotz, el conjunto registra la amplitud del trabajo de Fernández y deja entrever la diversidad de fuentes que informan su práctica profesional: escritores del grupo Oulipo como Queneau y Perec; los escultores Caro, Serra, Lewitt y Puryear; el ingeniero Schwenk; los arquitectos Fehn, De la Sota, Aalto y Scarpa o el director de cine Jacques Tati.

Una aguda intuición orienta el desarrollo de estas obras, que recorren distintas escalas en arquitectura, urbanismo y paisajismo estableciendo un diálogo productivo entre dibujo y construcción.

Tal como la nueva Scuola Italiana, el parque Bicentenario o la capilla de San Joaquín, una parte significativa de estos encargos proviene de concursos, originando obras comprometidas con la dimensión más pública de la arquitectura. Es justamente en esa arista donde aparece con nitidez el alcance del trabajo de Fernández en el contexto de la arquitectura chilena actual: además de marcar a varias generaciones de estudiantes en su taller de proyectos de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica de Chile, desde su oficina ha ideado parques, aulas, bibliotecas, plazas, museos, capillas y lugares de trabajo que celebran la dimensión colectiva del espacio y que, discretamente, se han integrado al paisaje transformándolo en algo vivo y más cercano.

Teodoro-Fernandez-Titulo

Disponible
$18.000

Comprar

Autores: Montserrat Palmer (ed.), Patricio Mardones (ed.)

Textos en castellano, fotografías e imágenes a color, planimetría, detalles
Páginas: 180
Formato: 21 x 22,5 cm.
Peso: 0,8 kg. aprox.
ISBN: 978-956-14-1008-4

Sumario

Diario / Smiljan Radic

Herramientas / Teodoro Fernández

1980 Casa Ruiz

El desarrollo de una práctica / Mathias Klotz

1994 Parque Inés de Suárez

1995 Casa Pirque

1997 Capilla campus San Joaquín PUC

1998 Polideportivo Estadio Español

Arquitectura y universidad / Enrique Del Río

2000 Facultad de Comunicaciones PUC

2000 Oficinas Férnandez & De Cea

2001 Gimnasio Colegio Calasanz

2001 Montaje Huellas en mi rostro

2002 Acceso Centro Cultural Recoleta Dominica

2003 Biblioteca de Derecho PUC

2003 Oficinas Philippi, Yrarrázaval, Pulido & Brunner

2005 Casa Bosch

2005 Caleta Guardiamarina Riquelme

2005 moptt La Serena

2006 Casa en Marbella

2006 Gimnasio Padre Hurtado y Juanita de Los Andes

2006 Edificio José Luis del Río Rondanelli PUC

2006 Cinerario Cementerio Católico y columbarios

2007 Prototipo vivienda Fondef PUC

Paisajes / Ximena Nazal

2007 Parque Bicentenario

2008 Facultad de Teología PUC

2008 Scuola Italiana

Dos lugares / Tomás Mc Kay

1997-2007 Talleres de proyecto Escuela de Arquitectura PUC

Limitaciones en arquitectura e intensificación del arte / José Rosas

Cronología bibliográfica de obras y proyectos

Biografía

Colaboradores

Testimonio de Santiago Arias








espacios del transito
El proyecto de los pabellones de baños del Centro Comunitario Judío de Trenton en Nueva Jersey, realizado por Louis Kahn en 1954 e inaugurado un año después, tendría una importancia casi desproporcionada para la carrera que el arquitecto desarrollaría en las siguientes dos décadas y también para la cultura arquitectónica de la segunda mitad del siglo XX. A pesar de un tamaño más bien reducido y su evidente modestia material, el proyecto de Trenton sirvió a Kahn para poner en juego, con claridad inaugural, las categorías de espacios «servidos» y «servidores», que luego aparecerían nítidas como hilo argumental de proyectos como los laboratorios del Instituto Salk o la biblioteca de Philip Exeter Academy: el proyecto podía entenderse como la articulación de dos categorías, donde una de ellas daba sentido a la otra y de alguna forma, la subordinaba.

Los modos en que esta noción jerárquica y disociadora ha permeado otras áreas del proyecto son tan variados como los resultados de esta aceptación. Quizá esta distinción entre un ente servidor –básicamente utilitario y de alguna forma auxiliar– y otro servido, de naturaleza noble y con un destino central, pueda explicar el relativo abandono que los arquitectos hemos hecho de la calle «servidora», para concentrar nuestras miradas y esfuerzos en los edificios «servidos».

espacios del transito
El título de la última edición de 2013, «Espacios para el tránsito» trata de instalar a los caminos, avenidas y paseos en una posición menos periférica y que merecería mayor atención; más que una vía conectora entre dos puntos, o un corredor para el transporte de personas y bienes, el espacio del tránsito ofrece un enorme potencial en cuanto a las experiencias a las que puede dar lugar y las cualidades espaciales que en él se pueden desplegar.

Lejos del ámbito de las meras infraestructuras –y más cerca del proyecto cualificador– este número hace eco de la afirmación de Elke Schlack, quien en el inicio de su artículo «Una figura legal: calle» recuerda que la calle es, justamente, el dispositivo espacial más cercano a la vida pública y un claro ejemplo de cómo el espacio puede asumir una función social. Más que un mero conector o lugar de circulación –evidentemente lo es– las obras, proyectos y lecturas de ARQ 85 recuerdan las múltiples situaciones que los tránsitos pueden gatillar a su alrededor para generar intercambio y accesibilidad en muchos niveles. Esta edición propone una mirada sobre los espacios del tránsito (parques, calles, el lecho o el borde de un río) como lugares para la comunicación y la negociación; y también propone atenuar la oposición que –quizás inconscientemente y a propósito de jerarquías y convenciones– hacemos entre la ruta y el destino.

ARQ-85-Titulo

Disponible
$12.550

Comprar

Sumario

Editorial. Espacios del tránsito / Patricio Mardones

Portafolio Galería AFA

Diamantes, manones y canarios. Paisajes torpes, pero sonoros / Cristián Salineros

Lecturas, obras y proyectos

Una figura legal: «calle» / Elke Schlack

Prolongación de la Castellana / José María Ezquiaga

Movilidad, espacio público y arquitectura / Pablo Martí, Sergio García, Almudena Nolasco

Concesionaria de bicicletas / Gerardo Caballero, Maite Fernández

De Camino del Inca a Gran Avenida / Rosanna Forray, Cristhian Figueroa, Rocío Hidalgo

Mapocho pedaleable / Tomás Echiburú, Osvaldo Larrain

Higiene pública y movilidad urbana en el Santiago de 1900 / Rodrigo Booth

Remodelación del espacio público / Ignacio Montaldo, Silvia Colombo

El Plano detallado de Santiago de Alejandro Bertrand (1889-1890) / Wren Strabucchi, Magdalena Vicuña, Germán Hidalgo, José Rosas

Mapocho 42K / Equipo Mapocho 42k

Libros y revistas recibidos
Dossier técnico ARQ

Da8500
Da8501
Da8502
Da8503
Da8504
Da8505
Da8506
Da8507

ARQ-83-Centro-Cultural-Sao-Paulo

Centro Cultural São Paulo

Proyecto realizado por Eurico Prado Lopes, Luiz Benedito Castro Telles Arquitectos en 1982. Publicado en ARQ 83 | Edificios, paisajes, ciudades.

[Descargar PDF]

La necesidad de las ruinas y otros ensayos de John Brinckerhoff Jackson es el segundo libro de la Serie palabra de Ediciones ARQ de la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Se trata de una obra clave (originariamente publicada en 1980) en la producción de J.B. Jackson, uno de los principales referentes en los estudios sobre paisaje en Estados Unidos y a nivel internacional. El libro recoge una serie de ensayos, originalmente publicados en la revista Landscape publicada durante años por el mismo Jackson, en los que el autor despliega una mirada intensa y fascinante sobre el entorno que lo rodea en su conjunto, abriendo la idea de paisaje tradicional.

Con esta traducción, realizada por Romy Hecht y Danilo Martič, Ediciones ARQ busca cubrir el vacío editorial latinoamericano en lo que hace a una reflexión teórica sobre la arquitectura del paisaje, capaz de superar la habitual difusión gráfica de proyectos de jardines, parques y espacios públicos. En tal sentido, este libro inaugura una línea vinculada a lo que podríamos llamar lecturas del paisaje, con especial énfasis en las conexiones entre teoría y práctica.

Recomendado para arquitectos, paisajistas, académicos y estudiantes.

LNDR00-Titulo

Disponible
$8.500

Comprar

Autores: John Brinckerhoff Jackson, Romy Hecht (traducción), Danilo Martič (traducción)

Textos en castellano
Páginas: 144
Formato: 13,8 x 18,5 cms.
Peso: 0,3 kg. aprox.
ISBN: 978-956-14-1317-7

Sumario

Introducción por Romy Hecht

Aprendiendo sobre paisajes

Más cerca que el Paraíso

Jardines para descifrar y jardines para admirar

El descubrimiento de la calle

El paisaje como teatro

La arboleda sagrada de América

La necesidad de ruinas

La domesticación del garaje

A modo de conclusión: cómo estudiar el paisaje

Referencias

LNDR01
LNDR02
LNDR03
LNDR04
LNDR05
LNDR06
LNDR07
LNDR08

Lo público del espacio

Texto por Alberto Sato para la revista ARQ 81 | Espacios para la cultura.

[Descargar PDF]

espacios para la cultura
Con Utopians and visionaries 1871-1981 y otras exposiciones como Poetry must be made by all! o la controversial Hon, Pontus Hultén, historiador de arte y curador nacido en Suecia en 1924, dejaba claro que para él el museo era, literalmente, ‘espacio disponible’ para las expresiones marginadas del teatro, la ópera, las ciencias o las artes en general: todo lo que no tuviese cabida en el circuito cultural establecido podía encontrar un lugar en el museo. Esa actitud anunciaba su futuro como director fundador del Centro Georges Pompidou en París, inaugurado en 1977 y tan cercano a las utopías de fines de los sesenta.

espacios para la cultura
La misma mirada anima la reflexión que ARQ81 intenta estimular: si la cultura es el conjunto total de modos de vida, creencias y costumbres de un grupo o época, el espacio para la cultura debiera ser necesariamente un ámbito colectivo y de participación; una instancia de intercambio, juego y encuentro y, ante todo, un campo no resuelto, donde aún hay espacio disponible. La inmunidad a la norma legal y social de las animitas en Chile, la celebración de fiestas multitudinarias en las calles catalanas, el replanteo de la estructura de una biblioteca pública en Seattle y los proyectos de arte en las barriadas de Quito que este número presenta hablan, justamente, de ese espacio en blanco que levanta sus barreras y posibilita la construcción espontánea y colectiva de nuevas realidades.

ARQ-81-titulo

Disponible
$11.550

Comprar

Sumario

Editorial. Espacios para la cultura / Patricio Mardones

Opinión. Los museos en el siglo XXI / Iñaki Ábalos

Opinión. Lo público del espacio / Alberto Sato

Obras y proyectos

Parque Bicentenario de la Infancia, Santiago, Chile / ELEMENTAL

Teatro Municipal de Constitución, Constitución, Chile / ELEMENTAL

Museo de la Memoria, Santiago, Chile / Figueroa, Fehr, Dias

Casa do Chile, São Paulo, Brasil / Figueroa, Fehr, Dias

Parque Cultural Valparaíso, Valparaíso, Chile / HLPS Arquitectos

Teatro Municipal de La Serena, La Serena, Chile / HLPS Arquitectos

Fundació Antoni Tàpies, Barcelona, España / Ábalos + Sentkiewicz

Espacio para la experimentación teatral, estructura itinerante / Al Borde Arquitectos

Portafolio Galería AFA
Lecturas

Reporte: Biblioteca Pública de Seattle, OMA 1999-2004 / Giulia Foscari, OMA

Arte y comunidad. Espacios de transformación / Colectivo Tranvía Cero

La ciudad común en fiesta. Espacios para la construcción cultural / Juan J. Tuset

Animitas. Una expresión informal y democrática de derecho a la ciudad / Lautaro Ojeda

Libros y revistas recibidos
Dossier técnico ARQ








En este número presenta una serie de obras y artículos relacionados al tema del ocio. Una muestra de proyectos que abarcan programas de pequeña escala como un mirador o el diseño de mobiliario para una serie de inauguraciones, pasando por obras de mayor formato como son un centro deportivo y un museo, y también el diseño urbano de espacios públicos de plazas y parques, ubican el tema del ocio en el panorama actual de la arquitectura contemporánea latinoamericana. Los artículos, recorren las visiones teóricas respecto al ocio en el siglo XX, su componente urbana y la relación con la intuición y el proceso arquitectónico.

En este número se introduce la sección: Diálogos 0300TV, presentando entrevistas a profesionales distinguidos realizadas los arquitectos Felipe de Ferrari y Diego Grass; el entrevistado de este número es Andreas Ruby, crítico y teórico de la arquitectura. Presentamos además nuestra sección Dossier Técnico ARQ, a cargo del arquitecto Hernán Kirsten, donde se exponen productos seleccionados, con datos técnicos y comerciales relevantes. Las portadas de este año fueron realizadas por la pintora y grabadora Roser Bru.

Disponible
$10.550

Comprar

Sumario
Portfolio ARQ / Mathias Klotz
Lecturas

Las virtudes del ocio / Carlos Cousiño

El ocio cotidiano / David Jolly

Los desplazamientos del ocio / Mauricio Baros

Ocio y arquitectura / Patricio Cáraves

Santiago 1910. Tramas del ocio / José Rosas, Wren Strabucchi, Germán Hidalgo, Ítalo Cordano

De caza con el rey / Romy Hecht

Obras y proyectos

Parador y mirador, Pinohuacho, Chile / Rodrigo Sheward

Plaza Sarmiento, San Fernando, Argentina / Ignacio Montaldo

Inauguraciones en el MNBA, Santiago, Chile / Ricardo Lang, Silvia Arriagada

Museo Farol de Santa Marta, Cascais, Portugal / Francisco Aires Mateus, Manuel Aires Mateus

Centro Chimkowe, Peñalolén, Chile / Pedro Gubbins, Víctor Gubbins

Parque Hipólito Yrigoyen, Rosario, Argentina / Pedro Aybar, Óscar Fuentes, Rafael Iglesia, Mariel Suárez

Parque Mujeres Argentinas, Buenos Aires, Argentina / Marcelo Vila, Adrián Sebastián, Javier Vila

Espacios públicos precordilleranos, camino a Farellones, Chile / Catalina Picon, Bernardita de Iruarrizaga

Diálogos 0300TV / Andreas Ruby








Este número de ARQ dedicado a la ciudad de Valparaíso, Chile —declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2003— busca describir las nuevas obras que se están haciendo o planificando, sin diferenciar si son o no parte del sector patrimonial y sin dramatismos innecesarios, solo considerando en su calidad de arquitectura cotidiana, su capacidad de acoger de una mejor manera la vida de los habitantes y de los afuerinos.

Obras y proyectos de diversas escalas son mostrados en detalle: edificios de viviendas, espacios públicos y proyectos de remodelación de edificios con usos públicos. Se incorpora en la sección Lecturas diversas visiones de la ciudad que ahondan en sus características propias, como son: su calidad de principal puerto del cono sur de Sudamérica, su situación de anfiteatro en una geografía de cerros, la adaptación de los habitantes a sus pliegues y quebradas y las posibilidades de replantearse la manera de mirar la ciudad.

Disponible
$10.550

Comprar

Sumario
Portfolio ARQ / Izquierdo Lehmann Arquitectos
Lecturas

El Pacífico Latinoamericano / Escuela de Arquitectura PUCV, Alberto Cruz, Godofredo Iommi

Ciudad Anfiteatro / Glenda Kapstein

Las aguas ocultas de Valparaíso / Marcelo Araya

Transacciones topográficas / Rodrigo Pérez de Arce

Evolución del frente marítimo / Alberto Texidó

Obras y proyectos

Reparación de tejido urbano, cerro Toro y cerro Sto. Domingo / Antonio Lipthay

Rehabilitación Unión Obrera, cerro Cordillera / Raúl Araya, María José Castillo, Francisco Prado

Parque Cultural Valparaíso, cerro Cárcel / Jonathan Holmes, Martín Labbe, Carolina Portugueis, Osvaldo Spichiger

Paseo Altamirano, camino La Pólvora / Emilio Marín

Museo Naval y Marítimo, cerro Artillería / Roberto Benavente, Gabriel Rudolphy, Alejandro Soffia

Edificio Vistabarón / Ricardo Judson, Roberto Olivos, Javier Ávila, Isabel Perelló

Mercado Puerto, Barrio Puerto / Rodrigo Pérez de Arce, Francisco Díaz, OWAR Arquitectos, Serex UC

Loft de la Aduana, Barrio Puerto / Gabriela Muñoz, Mauricio Sánchez, Vicente Swinburn, Matías Swinburn








A partir de las visiones de 13 jóvenes autores formados en la sociología, la arquitectura, la antropología, la economía, los estudios culturales y la literatura, este volumen inaugura una conversación sobre la construcción de la ciudad, su cultura y la vida que en ella se despliega.

Trasladando la mirada de los asuntos cuantitativos a los cualitativos y con marcado acento etnográfico, la selección de textos a cargo de Fernando Pérez Oyarzun y Manuel Tironi Rodó reúne aproximaciones no habituales sobre la condición urbana de Santiago y sus fisuras, que antes que manifestaciones de un inminente colapso parecen más bien la expresión de una realidad emergente, que estamos convocados a desentrañar.

Fotografías de Alexis Díaz entrelazan los articulos y otorgan la visión de un paseante de la ciudad sobre la que se escribe: un retrato visual de Santiago a comienzos del s. XXI.

Agotado

Autores: Fernando Pérez Oyarzun (ed.), Manuel Tironi Rodó (ed.)

Texto en castellano, fotografías e imágenes en duotono,
Páginas: 224
Formato: 17 x 21 cm.
ISBN: 978-956-14-1083-1

Sumario

¿De qué hablamos cuando hablamos de Santiago? / Manuel Tironi Rodó,
Fernando Pérez Oyarzun

Intimidad cultural en espacios de consumo / Ignacio Farías

La calle como espacio político / Daniel Opazo

Jóvenes malabaristas en el Parque Forestal / Rosario Palacios

Arreglando la casa propia / Tomás Ariztía

Cultura urbana y clases medias emergentes / Christian Matus

Condominios de Huechuraba / Francisca Pérez

Mapas cognitivos de Santiago del nuevo siglo / Valeria de los Ríos

Ciudad v/s naturaleza en el imaginario santiaguino / Ricardo Greene

¿Dónde estacionar? / Tomás Errázuriz

Prácticas de movilidad cotidiana urbana / Paola Jirón

Tecnologías múltiples, infraestructuras líquidas / Manuel Tironi

Ruido, espacio y comunidad / Sebastián Ureta








Los ríos que acompañan a la mayoría de las ciudades también las caracterizan. A veces se los desdeña, como el mismo Manzanares en Madrid o el Mapocho en Santiago. Luego se intenta recuperarlos porque no son accidentes geográficos cualquiera: traen vegetación, humedad, fauna, sombra y ruido tranquilizante. A los grandes ríos nadie los ha ignorado nunca: servían como defensa —como el Sena en París y el Támesis en Londres— y a veces han sido la única fuente de riqueza para un pueblo —como el río Nilo con sus crecidas—.

En Santiago, el río Mapocho fue considerado por primera vez al acercarse la celebración del primer centenario de la República, con la creación del paseo del parque Forestal y el Museo de Bellas Artes. Sin embargo, después de eso ha sido ignorado y olvidado; se le ha descubierto como solución vial y buen negocio para la generación de autopistas. Hoy los arquitectos distinguen posibilidades en su trayecto, especialmente al oriente y poniente.

Este nuevo número de la revista, con sus textos y obras, pretende ayudarnos a mirar de nuevo a los ríos urbanos, esta vez con más respeto.

Disponible
$10.550

Comprar

Sumario
Portfolio ARQ / Pezo von Ellrichshausen Arquitectos
Lecturas

Nilómetro de Roda / Mauricio Baros

Ríos de ideas / José Luis Gómez Ordóñez

El Mapocho urbano del s. XIX / Simón Castillo

Tres visiones sobre el río Mapocho / Carolina Katz, Paul Reid, Martín Andrade

Países Bajos, territorio reversible / Carolina Contreras

Aprendiendo de Plecnik / Jelena Petric, Martin Graham

Obras y proyectos

Parque río Manzanares, Madrid / Burgos & Garrido Arquitectos

Balcón del Guadalquivir y molino de Martos, Córdova / Juan Navarro Baldeweg

Centro de investigación e interpretación de ríos Órbigo, Tera y Esla, Zamora / José Juan Barba

Rehabilitación en CEPAL, Vitacura / Dos G Arquitectura

Restaurante Mestizo, Vitacura / Smiljan Radic, Marcela Correa

Taller estero Marga Marga, Viña del Mar / Enrique del Río, Pilar García, José Rosas

The High Line, Nueva York / Field Operations

Thames Gateway, Londres / Jorge Godoy







Los habitantes de las diferentes zonas de la tierra responden a las características geográficas en las que viven: en el caso de Chile, si uno piensa que de Arica a Punta Arenas hay 4.300 km, con un ancho promedio de 180 km, es extraño. Si además analizamos que al oriente están los Andes, con cumbres variables de 2.500 o 7.000 m de altura y que al poniente está el océano más grande del planeta, no se sabe ya qué pensar.

Sin sacar conclusiones, decidimos dedicar este número de ARQ a los Andes, para apreciar cómo los arquitectos veían estos hechos y cómo construían sus obras al borde de la cordillera.

Presentamos también proyectos en Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia. Tanto en las obras como los ensayos quedan claras muestras dificultades y nuestras posibilidades.

Esta edición incorpora tres nuevos elementos: una serie para las tres portadas de este año con reproducciones de tintas chinas que Nemesio Antúnez realizó en 1942, para el libro Chile o una Loca Geografía de Benjamín Subercaseaux. Este número incia la entrega de los Cuadernos de la Técnica ARQ con obras de investigación realizadas en diferentes cursos de construcción de nuestra Escuela de Arquitectura.

Disponible
$10.550

Comprar

Sumario
Portfolio ARQ / Alberto Mozó
Lecturas

Los Andes y América / Teodoro Fernández

El ferrocarril transandino / Sebastián Seisdedos

Sewell y Los Pelambres / Eugenio Garcés

Conversaciones sobre el litoral cordillerano / Enrique Browne, Tomás Browne

Aprendiendo de los paisajes regionales / Cristina Felsenhardt

Piedra en la piedra / Francisco González de Canales

Los cerros isla en la memoria colectiva de Santiago / Oscar Mackenney, Karen Ulriksen

Obras y proyectos

Dos bibliotecas en Medellín, Medellín / Giancarlo Mazzanti

Casa Pentimento, Quito / José María Sáez, David Barragán

Edificio multifuncional en El Barranco, Cuenca / Surrealstudio; Carlos Espinoza, Pedro Espinosa, Alejandro Vanegas

Cobertura Huaca Cao, Ascope / Claudia Uccelli

Casa Crespo, La Paz / Carlos Villagómez

Dos travesías en los Andes, Curimavida y Salar de Coipasa / Boris Ivelic, Juan Baixas

Dos casas en el cerro Pochoco, Lo Barnechea / Mario Carreño, Piera Sartori

Refugio Los Canteros, Farellones / Nicolás del Río, Max Núñez








“Siempre arte y arquitectura colisionan en todas partes, siempre, a menos que uno u otro tome el papel de fondo” dice Smiljan Radic en el texto de la memoria del proyecto Casa A, publicado en este número de la revista.

Como sólo es un número de una revista, hemos puesto arquitectura y arte una al lado de la otra, sin intentar demostrar nada con las obras y proyectos expuestos.

Se juntan una instalación en el Hospital del Salvador, el Storm King Art Center en la orilla del río Hudson al norte de Nueva York, la Bohen Foundation en la misma ciudad, una casa en la localidad mexicana de Puerto Escondido, la instalación de Dan Flavin al interior de la Fundación Chinati en Marfa, Texas, la Galería Patricia Ready en Santiago y el proyecto Casa A.

Los ensayos publicados discuten directamente estos encuentros, tanto en la obra de Alfredo Jaar, arquitecto y artista, como en la arquitectura de José Cruz. Otros artículos publicados tratan a cerca del encuentro entre la arquitectura y otras artes, como el caso de la fotografía, la música y la pintura.

Disponible en
oficinas ARQ

$8.550

Sumario
Lecturas

Alfredo Jaar: “Soy un arquitecto que hace arte” / Adriana Valdés

Cine y arquitectura. Un futuro evocado / Marcelo Vizcaíno

Para una nueva abstracción / José Cruz Ovalle

La obra de arte como crítica de arquitectura / Alejandro Crispiani

Recursos humanos: elogio del artesanado / Ricardo Fernández

Fotografía étnica ¿de exportación? / Andrea Aguad

Ianis Xenakis. La arquitectura de la música / Fernando Pérez Oyarzun

Guillermo Jullian. La paleta del arquitecto / Sebastián Bianchi, Lorena Pérez

Obras y proyectos

Storm King Art Center, Nueva York / William Rutherford, texto de Rodrigo Pérez de Arce

Proyecto Marfa, Marfa / Dan Flavin, texto de Steve Morse

Casa TDA, Puerto Escondido / Eduardo Cadaval, Clara Solà-Morales

Fábrica se declara en quiebra al inaugurar…, Providencia / Sebastián Preece

The Bohen Foundation, Nueva York / LOT-EK. Ada Tolla, Giuseppe Lignano

Galería Patricia Ready, Vitacura / Luis Izquierdo, Antonia Lehmann, Mirene Elton, Mauricio Léniz

Proyecto casa A, Vilches / Smiljan Radic, Marcela Correa








La discusión que plantea este número llamado “En territorio” se refiere por una parte a la revisión panorámica de obras de arquitectura que presentan una fuerte relación con el territorio donde se insertan, ya sea este natural o construido. Por otra, se presentan una selección de artículos que ejemplifican desde diferentes puntos de vista la relación entre las obras de arquitectura y el contexto donde se insertan. El artículo sobre Lo Contador ejemplifica quizás, de mejor manera, como una obra puede ser decisiva en la conformación y el destino de un territorio, en este caso un barrio.

Esta nueva edición de ARQ se centra principalmente en la arquitectura reciente construida en Chile y la relación con su escabrosa geografía. Las múltiples maneras de ocupar un territorio presentan el terreno propicio para ejemplificar esa relación: desde dos casas en el borde del mar, a un “Ski Box” en Portillo, en la cordillera de Los Andes. Destacan además, las termas Geométricas en el parque nacional y obras en territorios urbanos como los Lofts en Valparaíso y la Plaza del Patriarca en Sao Paulo. Todas ellas forman parte de una revisión panorámica, donde la localización de la obra en relación a su contexto presenta un repertorio enorme de posibilidades, dando cabida en ellas a los problemas habituales de la profesión.

Disponible en
oficinas ARQ

$8.550

Sumario
Lecturas

Territorializar la arquitectura / José Rosas

Lo Contador: casa, barrio, ciudad / Fernando Pérez Oyarzún

Una tradición constructiva del Norte Chico / Rocío Blaitt

Territorio de la furia / Rodrigo Ganter

Espacio público / Elke Schlack

Obras y proyectos

Casa Pite / Smiljan Radic

Casa El Morro / Teodoro Fernández

Comentario transversal: Dos obras en balnearios / Miguel Eyquem

Lofts Yungay / Antonio Menéndez, Cristián Barrientos

Comentario transversal: Una obra en Valparaíso / Miguel Eyquem

Campus Saucache / Jorge Marsino, Claudio Santander, Diego Achurra

Plaza del Patriarca / Paulo Mendes da Rocha

Casa lago Colico / Fabio Cruz, Tomás Browne

Ski Box / Nicolás del Río, Max Núñez

Termas Geométricas / Germán del Sol