Cristóbal Fernández

común
¿Es tan común lo común? Por una parte, se puede entender como aquello sin la pretensión de transformase en algo excepcional. Por otra parte, asumiendo el problema en términos de propiedad, lo común puede aparecer en relación a lo público (si algo es común es de todos, por lo tanto es público). Finalmente, a partir de la reciente revalorización de conceptos como the commons (Hardt y Negri) o ‘uso común’ (Agamben), lo común se puede entender también como un dispositivo político.

En este número ARQ están presentes todos estos enfoques, exponiendo las controversias para que nuestros lectores puedan apreciar los distintos argumentos. Aunque quizás, al hablar de lo común, esas controversias no sean tales.

En su texto «Public and Common(s)», Reinhold Martin analiza las distintas acepciones de lo común y su aparente confusión con lo público. Hannah Arendt, por ejemplo, ve a lo común como sinónimo de lo público (que aparece en la polis) pues ella lo entiende en oposición a lo individual (que aparece en el espacio privado); Hardt y Negri a su vez proponen que la metrópolis «es el espacio de lo común, de la gente viviendo en conjunto, compartiendo recursos, comunicándose, intercambiando bienes e ideas.»

común
Martin observa que en ambas visiones es la ciudad el entorno que permite que lo común aparezca. A esto se agregan casos como los Smithsons, Venturi y Scott-Brown, o Atelier Bow-Wow, para quienes lo común como lo ordinario surge a partir de una relectura de la ciudad existente. Es decir, cualquiera sea el énfasis –cotidiano, público o político–, es en la ciudad donde lo común aparece y se produce.

Hoy en día sin embargo, y desafiando las porfiadas idealizaciones que podamos hacer sobre la vida urbana, pareciera ser que el miedo, la comodidad y la desidia reducen cada vez más la existencia de aquellos espacios donde lo común aparece y se produce. Entonces, ¿qué hacemos mientras descubrimos como recuperar la cualidad común de la ciudad? ¿cuáles pueden ser esos espacios comunes donde los distintos puntos de vista tienen un lugar de debate, negociación y finalmente de encuentro? Idealmente debieran ser muchos. Por cierto, y en base al prestigio construido a lo largo de 35 años, aspiramos a que revista ARQ pueda ser uno de esos espacios.

Extracto de la editorial.

ARQ-91-Titulo

Disponible
$12.550

Comprar

Sumario
Portafolio Fotográfico

The Mid-space / Stephannie Fell

Editorial

Definiendo un espacio común / Francisco Díaz

Lecturas, obras y proyectos

Un nuevo uso de la arquitectura / Camillo Boano, Giovanna Astolfo

Opera House | House Opera / A(n) Office

Políticas del playground / Nicolás Stutzin

Taller de Formación y Representación II: Campo de Juego / Escuela de Arquitectura UC

Común-Unidad / Rozana Montiel, Alin Wallach

De los bienes comunes y lo público / Alberto Sato

Hacia la producción de bienes comunes del diseño / Elena Antonopoulou, Christos Chondros, Maria Koutsari

Kitamoto Station Plaza / Atelier Bow-Wow

Museos de Arquitectura y Fotografía / Plan Común

La ciudad como acumulación / José Ignacio Vielma

El Plano Oficial de Urbanización de la Comuna de Santiago de 1939 / José Rosas, Wren Strabucchi, Germán Hidalgo, Pedro Bannen

Santiago, locación común / Marcelo Vizcaíno, Claudio Garrido

Sede social comunitaria / 3arquitectos

Gobernación de Malleco / Francisco Correa, Cristóbal Fernández, Pedro Hoffmann, Andrés Mas, Sebastián Mundi, Soledad Pérez

Cabaña Lanalhue / Juan Pablo Corvalán

Arquitectura tras la crisis / Pelin Tan

Opinión – Bienal de Chicago 2015 / Sebastián Paredes

Noticias
Novedades ARQ

ARQ-91-01
ARQ-91-02
ARQ-91-03
ARQ-91-04
ARQ-91-05
ARQ-91-06
ARQ-91-07
ARQ-91-08

«…limitarse a culpar al promotor por este tipo de arquitectura se justifica en parte, pero también supone negarse a llegar a un acuerdo» – Rem Koolhaas

Los supermercados y los malls son demonizados por algunos, pero usados por todos (si no se compra, se mira).

No fue nuestra intención entrar en este número en debates sociales, económicos o políticos. Por otra parte el comercio es un hecho que viene acompañado a la civilización desde el principio.

Lo que pretendemos es saber por qué no se ven como una posible arquitectura los malls y los hipermercados; sin embargo, la primera versión del Parque Arauco (1981), obra de Jaime Bendersky y el primer mall de Chile, lo fue.

En este número presentamos el multitudinario San Alfonso del Mar, el conjunto de casa individuales Ocho al cubo, un restaurante realizado por Smiljan Radic, unas estaciones bencineras de Juan Sabbagh, un conjunto de tiendas en Vitacura de Andrés y Cristóbal Mas Fernández y un mall de libros en Sao Paulo de los arquitectos Paulo Bruna y Roberto Cerqueira.

Los arquitectos siempre han actuado al servicio de la sociedad de cada época y en la nuestra hay algunos problemas sin resolver y que se solucionan con el ingenio del arquitecto y el convencimiento del empresario, como dice Koolhaas, en un acuerdo.

Este número de la revista ensaya una modalidad, la del editor invitado. En este caso ha contado con la colaboración del profesor Alejandro Crispiani, que ha sido decisiva.

Disponible en
oficinas ARQ

$8.550

Sumario
Lecturas

Arquitecturas silenciosas / Edson da Cunha Mahfuz

Buen diseño, buen negocio / Alex Blanch, Laura Novik

Seriously sexy / Fabrizio Gallanti, edición Francisca Insulza

Una utopía de mercado / Anahí Ballent

Hacer nada / Rodrigo Pérez de Arce

Un gran contenedor y muchos carritos / Alejandro Crispiani, Marcela Silva

Vitacura: Testigo de la avenida del consumo de Chile / Pablo Allard

Malls de Santiago: luces y claroscuros / Gonzalo Cáceres, Francisco Sabatini, Rodrigo Salcedo, Laura Blonda

Arquitectura para el consumo / Mathias Klotz

La crítica de Emmanuel Lévinas a la concepción del habitar en Martín Heidegger / Eduardo Sabrovsky

Obras y proyectos

Restaurant Capítulo 2, Chile / Smiljan Radic

Estaciones de servicio, Chile / Juan Sabbagh

Librería Ática, Brasil / Paulo Bruna, Roberto Cerqueira

Minicentro comercial, Chile / Andrés Mas, Cristóbal Fernández

Anexos