Alejandro Crispiani

100
Tras haber dedicado gran parte de su vida a estudiar el funcionamiento del poder – llegando a determinar que este se encontraba prácticamente en todas partes – en el primer volumen de Historia de la sexualidad, Michel Foucault (1978:95) indicó que «donde hay poder, hay resistencia».

Esto no sólo implica que el poder contiene el germen de su propia respuesta, sino también que la resistencia no es externa al poder; más bien, es su contracara. Porque la resistencia no es la mera oposición al poder de turno. Es más que eso. El solo hecho de que Foucault haya puntualizado que «donde hay poder, hay resistencia» refleja que no siempre es evidente. Así, parte del sentido de este número de ARQ es justamente dar visibilidad a las distintas formas de resistencia que aparecen en la arquitectura.

Quienes lean este número dentro de algunos años podrán recordar este momento no sólo por el estallido social en Chile o las protestas contra el racismo en distintos lugares del mundo, sino también porque este 2020 la humanidad ha debido resistir los embates de la pandemia de COVID-19 encerrándose en sus casas para evitar el peligro del contagio. En estos últimos meses, la arquitectura se ha transformado en nuestra principal herramienta de resistencia sanitaria.
especulacion 2
Con el equipo de ARQ en teletrabajo desde mediados de marzo, esta es la primera vez que publicamos una revista sin vernos en persona. Parapetados detrás de la arquitectura, tras meses mirando el mundo a través de una pantalla – sea de computador, teléfono o televisión – muchos apuestan por el reemplazo de los medios físicos e, incluso, la persistencia del teletrabajo tras la pandemia. En ARQ nos resistimos a esas opciones. No sólo extrañamos volver a nuestras oficinas, compartir el café al iniciar las mañanas y conversar sobre arquitectura, sino que también creemos que si bien la pandemia puede golpear a las instituciones, no tiene por qué hacerlas desaparecer. En ese sentido, insistir en publicar este número 105 en papel – sobre todo en un formato con menos color que lo habitual – es una forma de resistir el embate y, de esta forma, demostrar el poder de la revista.

ARQ-104-Leyes
Disponible
$8.000

 

Comprar

Sumario
Reportaje fotográfico

La superficie como retratoo de la resistencia / Pablo Cassals, José Uribe

Editorial

El poder de resistir / Francisco Díaz

Lecturas, obras y proyectos

>Fernando Castillo Velasco: una arquitectura de resistencia / Entrevista de Hugo Bertolotto, Francisco Díaz

La vida interior/ Alejandro Crispiani

Historias espaciales de disidencia: imaginación, memoria y resistencia en Estambul, Viena y Santiago de Chile, 1938-1945 / Sophie Hochhäusl

El arquitecto como espectador: una memoria / Daniel Concha

Kiruna forever / Carlos Mínguez

Resiliencia es más que resistencia: dos experiencias del terremoto y tsunami de 2010 / Elizabeth Wagemann, Renato D’Alencon, Margarita Greene

Edificio Wohnregal / Marc Frohn, Mario Rojas

Office-party / Brittany Utting, Daniel Jacobs

Black Mountain College: una agenda irresistible / Ana Gilsanz, María Elia Gutiérrez, José Parra Marínez

Casa 1 y la resistencia LGBTQ+ en Sao Paulo, Brasil / Artur de Souza, Renato Cymbalista

Museo nacional Smithsoniano de historia y cultur afroamericanas / Adjaye Associates

Debate

ARQ-105-00
ARQ-105-01
ARQ-105-02
ARQ-105-03
ARQ-105-04
ARQ-105-05
ARQ-105-06

Tafuri
En agosto de 1981, el arquitecto, historiador y crítico italiano Manfredo Tafuri visitó las ciudades de Buenos Aires y Rosario en Argentina, en lo que sería su única visita a América Latina. Este libro presenta las conversaciones, entrevistas y charlas que Tafuri dio durante su visita; entre otras cosas, en ellas se discute el rol de la crítica, su trabajo en Venecia o incluso, sus métodos de investigación histórica.
Blanco
A la vez, aquí también se presentan una serie de textos de un grupo de académicos argentinos cercanos a Tafuri, quienes reconstruyen el contexto político, social e intelectual en el que se enmarcó su visita y analizan su obra y su legado.

Tafuri

Disponible
$18.000

Comprar
Autores: Manfredo Tafuri, Fernando Aliata, Anahi Ballent, Alejandro Crispiani, Mercedes Daguerre, Adrián Gorelik, José Francisco Liernur, Graciela Silvestri Francisco Díaz (ed.)

Textos en español e inglés, imágenes color
Páginas: 276
Formato: 17 x 24 cm.
Peso: 0,5 kg. aprox.
ISBN: 978-956-9571-70-1

Índice

Prólogo
Documentos
Artículos
Apéndice
Bibliografía

Tafuri-0Tafuri-1
Tafuri-2
Tafuri-3
Tafuri-4
Tafuri-5
Tafuri-6
Tafuri-7

umbral metropolitano
Las torres de Tajamar están en la memoria de los santiaguinos y especialmente en la de quienes conocen o viven en la comuna de Providencia. A diferencia de otras obras de arquitectura que también tienen una gran presencia en el paisaje urbano, este conjunto habitacional ha suscitado reflexiones sobre temas de la más variada índole. Las torres no sólo fueron un hito de su tiempo si no que, a cincuenta años de su inauguración, siguen constituyendo un tema de reflexión y debate.

umbral metropolitano
En este contexto, el presente libro ofrece una reflexión colectiva sobre las torres de Tajamar y su entorno. En ella, los autores enfatizan la singularidad del conjunto desde los componentes más elementales de su arquitectura hasta su dimensión urbana y la experiencia vivida por sus habitantes, pero también recuerdan y admiran la trayectoria y la obra del gran arquitecto y hombre público que fue Fernando Castillo Velasco.

arquitectura en el chile del siglo xx

Disponible
15.550

comprar

Edición a cargo de: Camila Sepúlveda
Contribuciones: Rosanna Forray, Hugo Mondragón, Manola Ogalde, Macarena Cortés, Umberto Bonomo, Rodrigo Pérez de Arce, Francisca Márquez, Alejandro Crispiani, Humberto Eliash, María José Castillo, Nicolás Valenzuela.
Proyectos: Murtinho & Raby Arquitectos, Tomás Echiburú, Plan Común, Arturo López.

Textos en español, fotografías e imágenes color y blanco y negro, planos, dibujos y esquemas
Páginas: 196
Formato: 17 x 24 cm.
Peso: 0,9 kg. aprox.
ISBN: 978-956-9571-28-2

Índice

Prólogo
Introducción

Reflexiones en torno a las torres de Tajamar

Un lugar significativo en la trama urbana
Discontinuidades proyectuales: las torres junto al parque
Innovaciones modernas: las torres de Tajamar, 1962 – 1966
La vivienda colectiva moderna y las torres de Tajamar
El vecindario aéreo
Paisajes de una ciudad vertical
Espacios comunes
Fernando Castillo Velasco y las torres de Tajamar
Urbanismo y participación
Proceso productivo y valor público

Concurso público de arquitectura

Antecedenes del concurso
Resumen del acta de fallo del jurado
Cuatro propuestas, cuatro equipos
Primer premio: Murtinho & Raby Arquitectos
Segundo premio: Tomás Echiburú
Tercer premio: Felipe de Ferrari – Plan Común
Mención honrosa: Arturo López

Biografías

umbral metro 0
umbral metro 1
umbral metro 2
umbral metro 3
umbral metro 4
umbral metro 5
umbral metro 6

El concurso público internacional de proyectos de arquitectura para la restauración del Palacio Pereira ha sido una experiencia que, desde las políticas públicas, ha marcado la manera de enfrentar y gestionar el valioso patrimonio construido que posee Chile. Como parte del programa Legado Bicentenario, fue llevado a cabo entre octubre y diciembre del 2012 por la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, el Consejo de Monumentos Nacionales y el Ministerios de Obras públicas.

En este libro se compendian las bases y procedimientos de dicho concurso así como el resultado final del mismo, que comprendió más de 30 proyectos de arquitectura, de los cuales cinco resultaron premiados. Un conjunto de ensayos, vinculados tanto a la larga historia del propio palacio como a las circunstancias que llevaron a la realizción del concurso, que estuvo en sintonía con ciertas tendencias internacionales, completan esta obra.

PP-Titulo

Agotado

Autores: Alejandro Crispiani (ed.), equipo editorial Consejo de Monumentos Nacionales

Textos en castellano, fotografías e imágenes a color y b/n, planimetría
Páginas: 216
Formato: 17,5 x 24 cm.
Peso: 0,6 kg. aprox.
ISBN: 978-956-14-1410-5

Índice
Presentación

Presentación Presidente de la República / Sebastián Piñera

Presentación Directora Dibam / Magdalena Krebs

Artículos

Sostiene Pereira / Emilio De la Cerda

El primer proyecto / Alejandro Crispiani

La ruina pedagógica / Rodrigo Booth

La manzana del Palacio Pereira en el tejido urbano de Santiago / José Rosas

Estrategias «re» / Moisés Puente

Fotografías

El exterior / Felipe Fontecilla

El interior / Cristián Domínguez

Concurso Internacional de Anteproyectos

Restauración Palacio Pereira y reposición edificio Dibam y Consejo de Monumentos Nacionales

Llamado a concurso

Una respuesta emblemática / Gunther Suhrcke

Criterios de intervención

Esquema funcional y programa arquitectónico

Informe arqueológico

Informe de conservación

Informe estado estructural

Diagnóstico crítico

Proyectos premiados

El proceso de jura. James Fry

Primer premio

Segundo premio

Tercer premio

Mención honrosa 1

Mención honrosa 2

Otros proyectos presentados

CV articulistas

PP01
PP02
PP03
PP04
PP05
PP06
PP07
PP08

¿Guy, cómo se inicia tu vinculación con la arquitectura?

Mis padres, Patricio Wenborne y Elizabeth Hughes, son ambos arquitectos de la Universidad Católica, cada uno con su propia carrera. Yo tenía muy claro que no quería ser arquitecto pero aun así la sangre y el arte tiraban en la familia; finalmente llegué a la arquitectura, pero por otro lado. Siempre tuve claro que las grandes carreras con largos años de estudio no eran para mí. Me veía transitando por otros caminos distintos a los que tomaron mis padres, algo que igual me costó mucho llevarlo a la realidad. Estudié otras cosas, por ejemplo administración agroindustrial durante dos años, en una época muy difícil –eran los años ochenta, había muchas protestas y paros, apenas avanzábamos en las clases– y la fotografía era mi hobby. De repente me di cuenta que estaba perdiendo el tiempo estudiando eso y decidí, por mientras, hacer de mi hobby mi trabajo, y todavía estoy en eso hasta el día de hoy.

Nunca estudiaste fotografía, entonces.

No, soy absolutamente autodidacta. Hice los cursos de extensión con Patricia Novoa en la Universidad Católica, Fotografía I y Fotografía II, y los cursos de color con Eduardo Vilches. Pero nada más. Además en esa época yo tenía 21 ó 22 años y la verdad es que quería trabajar y valérmela solo. Como no tenía ni tiempo ni dinero para estudiar me tiré a los leones, como se dice, con lo poco que sabía y a fuerza de intuición.

¿En qué año fue esto?

Esta decisión de hacerme fotógrafo fue en 1989. Yo ya sabía algo de arquitectura, y podría decirte que trabajar para arquitectos fue vital en mi desarrollo como fotógrafo. Además, comencé a fotografiar arquitectura en una época en la que en Chile no se le daba mucha importancia a un buen registro fotográfico de las obras. Era algo como bastante casual, las fotos las tomaban los mismos arquitectos. De a poco me fui metiendo en ese mundo profesional a través de los contactos de mis padres y demostrándole a los arquitectos que contratar a un fotógrafo valía la pena, que los hacía lucir sus obras y a veces revelaba aspectos que ni ellos habían visto de su propio proyecto. Desde ese momento, me ha encantado fotografiar arquitectura porque es un proceso en el que el ego del fotógrafo se guarda y tú pasas a ser un servicio de arquitectura. Eso me entusiasmaba mucho como forma de aprendizaje.

¿Empezaste fotografiando la obra de tus padres?

Claro, para la oficina que tenía mi padre, San Martín, Wenborne y Browne. Después trabajé con Pedro Pascal y luego con Enrique Browne, Cristián Boza, Cristián Undurraga… Conozco a casi todos los arquitectos importantes. Pero definitivamente la pasada por Germán me marcó. Me marcó su forma de mirar, de enfrentarse a las cosas y sobre todo el grado de conocimiento que tenía Germán de Chile, del territorio chileno y lo mucho que lo apreciaba. Yo sentía, frente a muchas de las otras obras que me tocaba fotografiar, que era una arquitectura que tenía los ojos puestos en lo que se hacía fuera del país. O algo así. Pero con Germán vi una arquitectura cuyos fundamentos estaban en lo sencillo, espontáneo y precario de Chile. Eso me gustó mucho: el aprecio por lo local para hacer una muy buena arquitectura. Y lo encontraba muy entretenido.

¿Cómo se produjo el vínculo con él, exactamente?

Nos encontramos en el Hotel explora de Torres del Paine. Había sido invitado a través de una agencia para hacer fotos del hotel y de los servicios que prestaba. Estaba recién inaugurado, y coincidimos en esa semana también con José Cruz. «Ah», me dijo Germán, «tú eres el hijo de Patrick y la Eli», todos me tenían completamente identificado. Le mostré las fotos y quedó maravillado con el poco tiempo que había estado y lo muy productiva que había sido mi visión. Desde ese momento hemos forjado una relación muy amistosa con Germán. Entonces, me encantaba ir a las reuniones que teníamos en su oficina a presentarle el material. Yo sentía que era como ir a clases. Todo lo que me hablaba, cómo me explicaba las cosas, lo encontraba muy enriquecedor.

¿Esta experiencia de fotografiar una obra como el Hotel explora, muy vinculada al paisaje, tuvo que ver también con tu inclinación por la fotografía de la naturaleza?

En general, he considerado el trabajo de fotografía de arquitectura como un servicio para sustentarme. Aunque sabía mucho de arquitectura a través de la familia, yo lo veía como una forma de ganarme el pan. Pero desde el principio, y antes de hacerme fotógrafo, la fotografía de naturaleza, a lo National Geographic, era mi sueño y de hecho ahora estoy dedicado a eso casi en un 100% y muy poco a la arquitectura. Me da un poco de lástima dejar la arquitectura, pero la verdad es que mi norte fue siempre la fotografía de la naturaleza. Ahora, el proceso de fotografiar arquitectura fue muy enriquecedor para mí como fotógrafo de la naturaleza: fotografiar una obra de arquitectura o un lugar de la naturaleza es para mí bastante similar, porque en definitiva tanto la obra como el paisaje están afectados por el clima y la luz, sobre los que no tengo control. Entonces el entrenamiento de la fotografía de arquitectura me ha servido mucho para esta otra etapa en la que lo que he intentado hacer es, podríamos decir, el retrato de la naturaleza de Chile.

¿Tu fotografía cambia según el arquitecto para el que trabajas? ¿Hay un diálogo, formal o informal, con el arquitecto sobre cómo quiere él que su edificio se vea o cómo quieres presentarlo tú?

Los arquitectos son tremendamente especiales, cada uno tiene sus particularidades y sus formas de trabajar. No es necesario dar nombres: hay algunos que cuando fotografío están al lado, discutiendo y analizando cada ángulo, cada luz y a mí me encanta esa participación. Y también hay otros que me dejan absolutamente solo frente a la obra y me dicen: “ve tú”. Ese es el estilo de Germán. Cuando uno tiene al arquitecto al lado y puede discutir cada toma, es bastante fácil porque en el fondo lo que haces es editar en el momento. Pero Germán tenía esa otra aproximación de dejarme absolutamente libre. Cada uno tiene su forma de relacionarse con el fotógrafo y ninguno es igual.

¿Hay algún tipo de arquitectura que te guste en particular fotografiar o que encuentres más fotogénica?

Creo que esa arquitectura tan perfecta, pulcra, impecable y pensada hasta en el menor detalle por el arquitecto, está un poco lejos de lo chileno. Los chilenos somos un poco imperfectos, las cosas no siempre están bien terminadas y eso, que a veces se mira como un aspecto negativo de la ejecución de la obra, lo puedes ver de otra manera y quizás pase a ser un valor. Trabajar con Germán me ayudó a apreciar eso, la belleza de las cosas rudas o sin pulir. En eso me interesa mucho lo que hacen Germán, Sebastián Irarrázaval y Cazú Zegers, son arquitecturas que me gusta fotografiar, por dar unos nombres entre tantos. En general me gusta cuando hay buena arquitectura construida con pocos recursos, lo encuentro muy atractivo. En otro espectro, también me gusta mucho el trabajo de Mathias Klotz y el de arquitectos como Maurizio Angelini o Felipe Assadi.

¿Y te interesa el tema de las personas en la foto de arquitectura?

Muchas veces los arquitectos prefieren fotografiar sus obras antes que entre el usuario, porque normalmente modifica muchas cosas. Son pocos los casos en que el usuario está muy de acuerdo con el arquitecto en cómo se habita la casa o en la elección del mobiliario. Fotografiar espacios de arquitectura vacíos, particularmente casas, es un desafío tremendo, sobre todo porque es muy difícil darles escala, pero me resulta más lejana la idea de una fotografía de arquitectura concentrada en mostrar solo «formas de habitar», por decirlo de alguna manera. Aunque últimamente he visto muy buenos trabajos de gente habitando la arquitectura, y me parece absolutamente lógico. Existe una larga tradición interesada en dejar las cosas más pulcras, donde la fotografía era solo de arquitectura y apenas aparecían algunas personas para dar la sensación de una escala. Pero en la medida en que se pueda controlar, la aparición de grupos de personas en actividad me parece que puede aportar a la comprensión de lo que se quiere presentar.

La ciudad también te ha interesado, ¿verdad?

Sí, aunque no es una línea en la que haya trabajado mucho, pero he ido fotografiado Santiago a través de los años. Me interesa en particular la fotografía aérea de las ciudades, la mirada desde arriba. Cómo se ve Chile y cómo nos vemos como habitantes desde el aire es lo que me interesa retratar. Eso también abarca a la naturaleza. En tal sentido, más que su arquitectura, lo que me interesa de la ciudad es cómo se relaciona con su entorno geográfico, cómo se posiciona este conjunto de edificios y de seres humanos en la geografía, y en definitiva en el planeta. Por ejemplo, la ciudad de Punta Arenas, que es efectivamente una punta frente a un llano, el mar. Trato de no olvidarme nunca, incluso en la fotografía de obras, dónde está inserta la obra, cuál es su entorno geográfico, su horizonte, su sistema de referencias espaciales a gran escala. En general las obras que están solitas en un espacio neutro son muy pocas. Contextualizar la obra o la ciudad dentro de una geografía para mí es muy importante. Valdivia o Valparaíso son ciudades insertas en una geografía muy rica y variada. Me gusta mostrar cómo se entrelazan la textura urbana y la textura natural.

Entrevista-Guy-Wenborne-01
↑ Pilas de leña de Germán Genkowsky, lago Fagnano, Timaukel, Tierra del Fuego. Fotografía de Guy Wenborne.

Extracto de la entrevista realizada a Guy Wenborne en septiembre de 2013 por Alejandro Crispiani.

Entrevista-Guy-Wenborne-Titulo

Publicado en

ARQ +1 | Germán del Sol / Guy Wenborne
Noviembre 2013

Entrevista realizada por

Alejandro Crispiani. Arquitecto, Universidad Nacional de La Plata, 1984 y Doctor en Historia Intelectual, Universidad Nacional de Quilmes, 2008. Ha realizado estudios de postgrado en Madrid y Barcelona, en el área de Teoría e Historia de la Arquitectura, especializándose en temas de historia relativos a la segunda mitad del siglo XX y a la relación entre arte y disciplinas proyectuales. Su actividad se ha visto reflejada a través de un número significativo de publicaciones y proyectos de investigación realizados en los últimos años en el ámbito latinoamericano; es autor del libro Objetos para transformar el mundo, coeditado en 2010 por la Universidad Nacional de Quilmes, Prometeo y Ediciones arq. Actualmente es profesor de la Escuela de Arquitectura de la pontificia Universidad Católica de Chile y editor en jefe de Ediciones ARQ.

del sol-wenborne
Por primera vez en sus 33 años de existencia, la revista ARQ publica un número especial. Es una cuarta entrega, adicional a las tradicionales ediciones de abril, agosto y diciembre; se trata de un hecho significativo en una época de ajustes en los medios impresos y de múltiples cambios en los modos de circulación de las ideas y la información. De alguna manera, también es una manifestación de optimismo y agradecimiento a todos quienes apoyan nuestro proyecto editorial, incluyendo lectores, avisadores y autores.

del sol-wenborne
La arquitectura hoy se enseña y se practica utilizando las imágenes. También se comunica a través de ellas y es en este ámbito donde se sitúa el núcleo de esta edición especial, el cruce entre arquitectura y fotografía. La colaboración ejemplar entre un arquitecto y un fotógrafo chilenos, excepcionales en sus respectivos campos -Germán del Sol y Guy Wenborne- abre un productivo diálogo entre sus particulares mundos, encontrados en el interés por los paisajes, lo vernáculo y las pequeñas hulles del paso del hombre. ¿Qué horizontes puede abrir la arquitectura a un fotógrafo?, ¿cómo las imágenes sirven a la producción de arquitectura, y cómo la arquitectura produce imágenes?, ¿de qué forma pueden alimentarse mutuamente estos dos campos de la cultura contemporánea?

ARQ+1-Titulo

Disponible
$15.000

Comprar

Sumario

Editorial. Del Sol Wenborne / Patricio Mardones

Una arquitectura sin pureza / Eduardo Castillo

Entrevista a Germán del Sol. Ver a través / Igor Fracalossi

Apuntes fotográficos / Germán del Sol

Entrevisa a Guy Wenborne. Fotografiar el aire / Alejandro Crispiani

Apuntes fotográficos / Guy Wenborne

Distancias, entre la arquitectura y su imagen / Andrés Téllez Tavera

Obras construidas 1995-2009
Índice de obras, proyectos y fotografías

Caballerizas en Atacama

Termas Geométricas

Hotel Remota

Termas de Puritama

Mirador Viña Seña

Bodegas Viña Gracia

Casa Aconcagua

Hotel Explora Atacama

Saunas y estanques Explora Atacama

Hotel Explora Torres del Paine y casa de baños del Ona

Planimetrías desplegables

Da+100
Da+101
Da+102
Da+103
Da+104
Da+105
Da+106
Da+107

La forma es una consecuencia y no una meta. Eso es lo que piensa Martín Hurtado cuando se enfrenta a una obra de arquitectura: que se debe buscar una estructura profunda, un orden interno a partir del cual el proyecto fluye hasta encontrar «qué» y «de qué» debe ser el edificio que se está haciendo. En escalas diversas, las cinco obras que comprenden esta publicación reflejan esa mirada.

También sintetizan sus otras preocupaciones: la relación entre una forma –que debe ser rotunda– y el paisaje que la rodea; la sensibilidad frente a los costos en la elección de los materiales; la reducción hasta lo esencial; el equilibrio entre la producción industrial y la artesanal. Como en los anteriores volúmenes de la Serie Obras de Ediciones ARQ, se muestra aquí en profundidad un conjunto acotado, pero particularmente relevante, de la producción reciente de un arquitecto destacado, prestando particular atención a los aspectos técnicos e intentando hacer explícita la cualidad constructiva y arquitectónica que la caracteriza.

Disponible
$15.000

Comprar

Autor: Alejandro Crispiani (ed.)

Textos en castellano e inglés, fotografías e imágenes a color y b/n, planimetría, esquemas, detalles
Páginas: 80
Formato: 21,7 x 29 cm.
Peso: 0,6 kg. aprox.
ISBN: 978-956-14-1316

Sumario

Más que una forma | Martín Hurtado

Fundo Izaro | Casablanca 2007

Casa 60 Amigos | Santo Domingo 2008

Haras Las Camelias | San Bernardo 2008

Estación Costera de Investigaciones Marinas | Las Cruces 2010

Colegio San Francisco Javier | Puerto Montt 2011

Listado de obras







En el mundo del siglo XX, poblado como nunca antes por artefactos técnicos y obras que aspiran al estatus de arte, diversas corrientes modernistas quisieron poner en circulación otra familia de objetos, que no pudieran ser catalogados ni como técnica ni como arte y que tuvieran como primera razón de ser la modificación radical de lo existente. El invencionismo argentino fue una de esas corrientes. Nacido a mediados de los años cuarenta, pese a su corta existencia incubó las líneas importantes del arte argentino, como Madí, el Arte Concreto-Intervención y el Perceptismo. Alejandro Crispiani nos presenta aquí un estudio que parte del invencionismo para reconstruir la trayectoria de su impulso radical en dos direcciones, la que lleva a la arquitectura y la que lleva al diseño industrial, y en ambos casos en un territorio distinto de aquel en que se originó, el Chile de las décadas de 1950 a 1970.

Así, este libro traza por primera vez las relaciones entre el arte invencionista argentino, la Escuela de Arquitectura de Valparaíso (promotora de algunas de las más osadas iniciativas de vanguardia de la región) y las experiencias del Grupo de Diseño liderado por Gui Bonsiepe (una inmersión del diseño industrial europeo de avanzada en la realidad social y política latinoamericana plena de consecuencias); dos experiencias, estas últimas, que pasaron por un momento particularmente álgido en lo relativo a su naturaleza y aún a su propia existencia a comienzos de los años 1970, cerrando el ciclo modernizador iniciado en la posguerra.

Objetos para transformar el mundo, combina la historia de la arquitectura y el diseño, la historia del arte y la historia intelectual para poner luz en el entretejido de intenciones estéticas ambiciones filosóficas y aspiraciones políticas que constituyó la propia matriz de este fascinante episodio de contactos culturales y viajes de ideas y personas a uno y otro lado de la cordillera.

Disponible
$14.550

Comprar

Autor: Alejandro Crispiani

Textos en castellano, fotografías e imágenes a color y b/n
Páginas: 432
Formato: 15,6 x 22,8 cm.
Peso: 0,6 kg. aprox.
ISBN: 978-987-558-213-2

Sumario
Introducción. Objetos para transformar el mundo
Parte primera. Intervenciones

Capítulo I. Las raíces latinoamericanas del invencionismo

Capítulo II. Una definición plástica del marxismo

Capitulo III. Bajo el dominio del arte

Parte segunda. Signos

Capítulo IV. Arte concreto en Valparíso. ¿Qué es una exposición?

Capítulo V. El acto poético

Capítulo VI. La obra y sus bordes

Parte tercera. Productos

Capítulo VII. El problema de la realidad

Capítulo VIII. Objetos revolucionarios bajo formas familiares

Epílogo. Dos proyectos








“Siempre arte y arquitectura colisionan en todas partes, siempre, a menos que uno u otro tome el papel de fondo” dice Smiljan Radic en el texto de la memoria del proyecto Casa A, publicado en este número de la revista.

Como sólo es un número de una revista, hemos puesto arquitectura y arte una al lado de la otra, sin intentar demostrar nada con las obras y proyectos expuestos.

Se juntan una instalación en el Hospital del Salvador, el Storm King Art Center en la orilla del río Hudson al norte de Nueva York, la Bohen Foundation en la misma ciudad, una casa en la localidad mexicana de Puerto Escondido, la instalación de Dan Flavin al interior de la Fundación Chinati en Marfa, Texas, la Galería Patricia Ready en Santiago y el proyecto Casa A.

Los ensayos publicados discuten directamente estos encuentros, tanto en la obra de Alfredo Jaar, arquitecto y artista, como en la arquitectura de José Cruz. Otros artículos publicados tratan a cerca del encuentro entre la arquitectura y otras artes, como el caso de la fotografía, la música y la pintura.

Disponible en
oficinas ARQ

$8.550

Sumario
Lecturas

Alfredo Jaar: “Soy un arquitecto que hace arte” / Adriana Valdés

Cine y arquitectura. Un futuro evocado / Marcelo Vizcaíno

Para una nueva abstracción / José Cruz Ovalle

La obra de arte como crítica de arquitectura / Alejandro Crispiani

Recursos humanos: elogio del artesanado / Ricardo Fernández

Fotografía étnica ¿de exportación? / Andrea Aguad

Ianis Xenakis. La arquitectura de la música / Fernando Pérez Oyarzun

Guillermo Jullian. La paleta del arquitecto / Sebastián Bianchi, Lorena Pérez

Obras y proyectos

Storm King Art Center, Nueva York / William Rutherford, texto de Rodrigo Pérez de Arce

Proyecto Marfa, Marfa / Dan Flavin, texto de Steve Morse

Casa TDA, Puerto Escondido / Eduardo Cadaval, Clara Solà-Morales

Fábrica se declara en quiebra al inaugurar…, Providencia / Sebastián Preece

The Bohen Foundation, Nueva York / LOT-EK. Ada Tolla, Giuseppe Lignano

Galería Patricia Ready, Vitacura / Luis Izquierdo, Antonia Lehmann, Mirene Elton, Mauricio Léniz

Proyecto casa A, Vilches / Smiljan Radic, Marcela Correa








«…limitarse a culpar al promotor por este tipo de arquitectura se justifica en parte, pero también supone negarse a llegar a un acuerdo» – Rem Koolhaas

Los supermercados y los malls son demonizados por algunos, pero usados por todos (si no se compra, se mira).

No fue nuestra intención entrar en este número en debates sociales, económicos o políticos. Por otra parte el comercio es un hecho que viene acompañado a la civilización desde el principio.

Lo que pretendemos es saber por qué no se ven como una posible arquitectura los malls y los hipermercados; sin embargo, la primera versión del Parque Arauco (1981), obra de Jaime Bendersky y el primer mall de Chile, lo fue.

En este número presentamos el multitudinario San Alfonso del Mar, el conjunto de casa individuales Ocho al cubo, un restaurante realizado por Smiljan Radic, unas estaciones bencineras de Juan Sabbagh, un conjunto de tiendas en Vitacura de Andrés y Cristóbal Mas Fernández y un mall de libros en Sao Paulo de los arquitectos Paulo Bruna y Roberto Cerqueira.

Los arquitectos siempre han actuado al servicio de la sociedad de cada época y en la nuestra hay algunos problemas sin resolver y que se solucionan con el ingenio del arquitecto y el convencimiento del empresario, como dice Koolhaas, en un acuerdo.

Este número de la revista ensaya una modalidad, la del editor invitado. En este caso ha contado con la colaboración del profesor Alejandro Crispiani, que ha sido decisiva.

Disponible en
oficinas ARQ

$8.550

Sumario
Lecturas

Arquitecturas silenciosas / Edson da Cunha Mahfuz

Buen diseño, buen negocio / Alex Blanch, Laura Novik

Seriously sexy / Fabrizio Gallanti, edición Francisca Insulza

Una utopía de mercado / Anahí Ballent

Hacer nada / Rodrigo Pérez de Arce

Un gran contenedor y muchos carritos / Alejandro Crispiani, Marcela Silva

Vitacura: Testigo de la avenida del consumo de Chile / Pablo Allard

Malls de Santiago: luces y claroscuros / Gonzalo Cáceres, Francisco Sabatini, Rodrigo Salcedo, Laura Blonda

Arquitectura para el consumo / Mathias Klotz

La crítica de Emmanuel Lévinas a la concepción del habitar en Martín Heidegger / Eduardo Sabrovsky

Obras y proyectos

Restaurant Capítulo 2, Chile / Smiljan Radic

Estaciones de servicio, Chile / Juan Sabbagh

Librería Ática, Brasil / Paulo Bruna, Roberto Cerqueira

Minicentro comercial, Chile / Andrés Mas, Cristóbal Fernández

Anexos








Si hubiera que definir la arquitectura de José Cruz Ovalle, es probable que sea el pensamiento riguroso con el que enfrenta cada obra, el que da lugar a un discurso que aparece como fundamento explícito de ella; manuscritos y dibujos como puntos de partida recogen las observaciones del arquitecto. Más allá de ser un teórico, ejerce un dominio claro del oficio con una comprensión cabal de la estructura: esta maestría en la construcción otorga solidez a su obra.

Esta publicación presenta un completo panorama de la obra de Cruz entre 1990 y 2004, describiendo un recorrido complejo y variado que se inicia con el Pabellón de Chile en Sevilla y que tiene como uno de sus puntos culminantes el edificio para la Universidad Adolfo Ibáñez en Peñalolén, que recibió recientemente el primer premio en la Bienal de Arquitectura de Lima 2004.

José Cruz Ovalle (estudios de arquitectura en la Universidad Católica de Valparaíso, Chile y título de arquitecto de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, 1973) ha realizado entre 1992 y el año 2003 una variedad de obras en las que destaca el uso de la madera, material empleado no sólo como recubrimiento y estructura, sino también como recurso expresivo de por sí, extrayendo de él una amplia variedad de formas.

Agotado

Editores: Alejandro Crispiani, Elizabeth Bennett
Texto: castellano, inglés
Formato: 28 X 25 cm.
240 páginas, color y b/n
Encuadernación tapa dura
ISBN 956-14-0802-3

Sumario

Presentación / Fernando Pérez Oyarzun

Introducción / Alejandro Crispiani

Campo de trabajo / José Cruz

Obras

Pabellón de Chile en Exposición Universal de Sevilla

Casa Quinchamalí

Hotel Explora Parque Nacional Torres del Paine

Casa y estudio Espoz

Colegio Maitenes

Industria forestal Centromaderas

Ampliación oficinas forestal Centromaderas

Casa Santo Domingo

Comedor Facultad de Arquitectura, U. Católica de Chile

Industria forestal planta de paneles Arauco

Casa en Los Nogales de La Dehesa

Escuela Pública Villa El Palqui

Oficinas Córpora

Bodega Viña Pérez Cruz

Bodega Los Robles, Viñedos orgánicos Sta. Emiliana

Pabellón de aulas campus deportivo y educacional UAI

Industria de madera laminada Ingelam

Universidad Adolfo Ibáñez

Proyectos

Centro cívico Vitacura

Edificio para la Cancillería de la Embajada Alemana en Chile

Casa proyecto 8 al cubo

Ampliación Hotel Explora Patagonia

Casa en el Lago General Carrera

Anexos








Dice Boris Ivelic, a cargo del proyecto del barco de colonización «Amereida»: «el espacio de la arquitectura es en un lugar al que le da un destino. La arquitectura es inmóvil, su movimiento es la luz que va transformando su espacio».

La embarcación Amereida de la Universidad Católica de Valparaíso, presentada hace 6 años (ARQ Nº29 de abril de 1995), aún en proyecto, vuelve a esta revista como «un gran objeto construido», navegando, no como arquitectura.

Este número de ARQ, realizado con la participación de la Escuela de Diseño de nuestra Facultad, se refiere, no sólo a objetos y a diseño gráfico, sino también a las varias actividades que requieren de forma y organización en nuestra sociedad: montajes, instalaciones, juegos, banquetes, imagen pública, etc. Si damos una mirada a nuestro entorno físico habitual, todo aquello que vemos, -especialmente lo móvil y cambiante-, es de dominio del diseño: un universo en expansión, casi amenazante a veces: el campo que abarca es inmenso y multiforme.

Según Koolhaas, hoy: «toda materialización es provisional (…) Como los trajes, la construcción ha adquirido una nueva blandura, la unión no es más un problema, porque las transiciones ahora se definen corcheteando y sellando». Es lo que él llama el junkspace contemporáneo y sus descripciones no son ajenas a mucho de lo que conocemos hoy en Santiago: malls, supermercados, aeropuertos en su constante rehacerse a sí mismos en la «indiferencia por crear perfección, sólo interés».

En esta situación es evidente que se han hecho difusas algunas fronteras; los arquitectos hablamos de «pieles», estamos interesados en los «pliegues», y los desfiles de modas son presencia permanente en nuestros televisores.

Según Koolhaas, que quizás a estas alturas de su carrera se permite exagerar, «la arquitectura desapareció en el siglo XX. Hemos estado leyendo una nota a pie de página bajo un microscopio con la esperanza de que se convertiría en una novela. El ‘junkspace’ parece una aberración, pero en esencia es el principal acontecimiento».

A ustedes diseñadores, arquitectos y lectores interesados de otras disciplinas les corresponde, después de leer y mirar, juzgar.

ARQ-49-Diseno-en-Chile

Disponible en
oficinas ARQ

$4.550

Sumario

Editorial / Montserrat Palmer Trias

Diseño en Chile

¿Diseño como disciplina? / José Manuel Allard Serrano

Grandeza y pequeñez del oficio / José Neira Délano

Buscando una maestría / Miguel Eyquem

¿Con qué objeto? / Gonzalo Puga Larraín

¿Qué es diseño? / Entrevista con Charles Eames

Obras y proyectos

Diseño de 3 celebraciones / Ricardo Lang

Diseño, complejidad y tecnología / Pablo Suárez

Elemental, tipografía diseñada en Chile / Dany Berczeller, Francisco Gálvez

La imagen de las exportaciones: ser o no ser / Loreto Valdés

Diseño patrimonial chileno / Guillermo Tejeda

Tres exposiciones: Espacios del conocer en el Museo Chileno de Arte Precolombino / José Pérez de Arce

La economía global de la imagen / Patricio Pozo

Embarcación para las travesías a la Patagonia occidental / Boris Ivelic

Artesanía tradicional en la PUC / Alberto Sato

Piezas de alfarería tradicional de Pomaire / Gonzalo Puga, Hugo Lagos

Arquitectura reciente en Chile

Centro Tecnológico de la Construcción DUOC / Juan Sabbagh, Mariana Sabbagh

Cafetería UNIACC / EO Arquitectos Ltda., Andrés Link, Jorge Hasbún

Mobiliario urbano de Vitacura / Alemparte Barreda Asociados Arqtos., Daw Arquitectos y Diseñadores

Remodelación tienda Unicef Chile / Jonathan Holmes

Montaje XIII Bienal de Arquitectura / Philippe Blanc, Carolina Portugeis

XV Cumbre Presidencial del Grupo de Río / AMERCANDA: Pablo Cordua, Bernd Haller, Alberto Dittborn

Concurso Nuevo Plan Director PUC / Alameda – Lira

Ensayos y Documentos

Entrevista a Gui Bonsiepe / Hugo Palmarola

Un mundo continuo / Alejandro Crispiani

Mauricio Amster, tipógrafo, 1907-1980 / José Manuel Allard, Francisca Reyes

Arquitectura para la venta. Dos proyectos de título del aula Izquierdo-Lehmann / Tomás McKay, Pablo Riquelme

La casa Errázuriz de Le Corbusier. Cronología del proyecto / Claudio Vásquez

Anexos

Ley de Propiedad Horizontal. Arquitectura sin ruina / Patricio Mardones

Cartas / A Diestra y Siniestra

Reseña de Libros Ediciones ARQ

Libros y revistas recibidos

Noticias / emails

Noticias de la Facultad

ARQ-49-01
ARQ-49-02
ARQ-49-03
ARQ-49-04
ARQ-49-05
ARQ-49-06
ARQ-49-07
ARQ-49-08

No fue fácil encontrar un título que explicara, sin malinterpretaciones, lo que queríamos decir, con el título del presente número. Por ejemplo probamos con «arquitectura sin atributos» una versión libre del título de la novela de Musil o «arquitectura cotidiana» y otros.

¿Por qué es tan díficil hablar de la «arquitectura, simplemente» como al final se le llamó, sin pensar que pudiéramos estar hiriendo a los autores de las obras presentadas, o equivocando la idea que se pudiera hacer el lector?

Creo que tropezamos ahí con lo que ya empieza a fatigar: el protagonismo excesivo, la caída del nivel de calidad en los superstars al tratar de mejorar su última marca, la arquitectura de firma, como las poleras Lacoste, reconocibles.

Lo que se propone, por ejemplo, el portugués Souto de Moura, «lograr una arquitectura anónima» es por supuesto ya una reacción a esta escalada fatigosa. Y también, aunque marcado por un cierto snobismo, el interés en el hemisferio norte (Harvard, Tokio) por nuestras modestas arquitecturas y urbanismos de las tomas (siempre el mito del buen salvaje), los vaivenes de la moda, y algo de la década del ’70 que vuelve. Se fijan en nosotros, bienvenidos, no hay problema.

Y quizás en ese interés se encuentre aquello por lo que se preguntaba Godofredo Iommi, que nosotros quizás no vemos y que puede ser nuestro valor: «¿Estamos en una tierra en que el obrar es leve?»

La arquitectura, simplemente, va desde la elegante y espaciosa casa en Pirque hasta una «casa de basura», un proyecto de taller de Escuela; reconstrucciones de la Catedral de Curicó –que es una sorprendente y medida intervención- hasta los edificios de Peñafiel, Fernández Larrañaga y Fernández Eyzaguirre con su finura y discreción que tanto se agradece en el día a día cuando la arquitectura, más que ser observada y fotografiada, se habita.

Como dice Baros en su artículo: «Esta transitoriedad de los espacios cotidianos obliga a una cierta levedad espacial (…) Levedad entendida como un velo, como una espacialidad fina que se teje sobre una realidad física». Estas obras que se presentan acogen en su realidad física estas historias personales, en ellas se puede inscribir esa «espacialidad fina», cotidiana de cada cual.

ARQ-48-Titulo

No disponible
Sumario

Editorial / Montserrat Palmer Trias

Lo cotidiano de la arquitectura

Prólogo: Arquitectura simplemente / José Domingo Peñafiel

Reflexiones sobre la Cotidianeidad y la Ciudad / Ana Rosenblüth

Posturas comunes / Manuel Corrada

Arquitectura Cotidiana / Albert Tidy

La seducción de lo cotidiano / Mauricio Baros

Obras y proyectos

Oficinas en Santa María / Cristián Fernández E.

Edificio en Ricardo Lyon / Teodoro Fernández L.

Una casa de basura / Max Núñez B.

Casa en Pirque / Raúl Hernández V., Sebastián Hernández S.

Casa Kerestegian / Neil Kerestegian

Reconstrucción Iglesia Matriz de Curicó / Jorge Squella A., Jorge Squella C.,
Sebastián Squella C., Germán Squella C.

4 Intervenciones. Colegio Parroquial Santa Rosa de Lo Barnechea / Cruz & Browne Arquitectos

Ensayos y Documentos

Talleres de Arquitectos… o donde se hace la arquitectura

Postdamer y Tapiola. Edificio uso múltiple en Postdamer Platz, Berlín. Centro cultural de Tapiola / Javier del Río Ojeda

Adolf Loos: contra el proyecto / Alejandro Crispiani Enríquez

Patrimonio Moderno en Chile 1925/1975 / Aula de Titulación, Escuela de Arquitectura 2000-2001 / Manuel Moreno Guerrero, Carolina del Campo Ruiz-Clavijo

Espacios anónimos en la ciudad. Interiores de manzana en el Centro de Santiago / Sebastián Bianchi Gajardo

Intervenciones sobre un río urbano. El Ljubljanica de Plecnik / Romy Hecht Marchant

Mausoleos exóticos. Eclecticismo y reinvención estilística de Tebaldo Brugnoli / Tomás Domínguez Balmaceda

Arquitectura reciente en Chile

Bodega para la Arquitectura / Jorge Hasbún

Bar Restaurant Barlovento / Andrés Garcés

Casa Montaner, Zapallar / Sebastián Gray Avins

Telepuerto IMPSAT / Infante, Vial, Ihnem Arqtos. Asoc

Colegio Huelquén Montessori / Alejandro Aravena, Claudio Blanco

Fábrica de Tractoniveladoras / Philippe Blanc Cavieres

Nuevo edificio para el Ministerio de Relaciones Exteriores / Teodoro Fernández, Sebástian Hernández, Danilo Martic, Martín Labbé, Patricio Poblete

La casa final, 2º premio / Pablo Allard Serrano

Anexos

Reseña de libros ARQ

Libros y revistas recibidos

Noticias / cartas / emails

ARQ-48-01
ARQ-48-02
ARQ-48-03
ARQ-48-04
ARQ-48-05
ARQ-48-06
ARQ-48-07
ARQ-48-08