A fines de junio del año 2014, el mismo mes en que Rem Koolhaas inauguró su curatoría para la 14ª Bienal de Arquitectura de Venecia, la ciudad de Chicago anunciaba la intención de organizar su propia Bienal de Arquitectura, el primer evento de este tipo en suelo estadounidense¹. Y a pesar de que podemos identificar más de treinta convocatorias ligadas a la arquitectura en ciudades como São Paulo, Lisboa, Shenzen o Rotterdam, en sus primeros comunicados de prensa, el evento de Chicago parecía enfocarse sólo a su símil de Venecia, configurando su identidad a partir de las diferencias que tendría con respecto a este: entrada gratuita, a diferencia de los treinta euros que cuesta la entrada a la Bienal de Venecia; vocación internacional, pero sin distribuir a los invitados en pabellones nacionales; y la intención de ser realizada cada año impar, precisamente los años en que el foco de Venecia está puesto en la Bienal de Arte.

Versus Venecia-01Fig. 1. Chicago Cultural Center. © Sebastián Paredes.

Esta operación cultural, que transformaría a Chicago en un nuevo destino para arquitectos, entusiastas, turistas y, eventualmente, inversionistas, se inauguró el 3 de octubre del año 2015. La bienal cuenta con un importante apoyo económico de actores privados, principalmente BP (quienes siguen lidiando con las consecuencias del derrame del Deepwater Horizon ocurrido en 2010) y la gestión de la alcaldía de Rahm Emanuel, ex jefe de Estado Mayor de Obama y alcalde de Chicago desde 2011. La dirección artística fue asumida por Sarah Herda, directora de la Graham Foundation, y Joseph Grima, exdirector en jefe de la revista Domus y curador de distintas bienales y festivales de arquitectura y diseño (Kortrijk, Estambul y, próximamente, Matera).

El guión de las bienales pareciera desarrollarse con éxito en distintas latitudes, sin embargo, la razón por la que destaca Chicago es su cultura e historia ligada a la arquitectura y a la manera en la que se ha conformado la ciudad. El título del evento, The State of the Art of Architecture, hace referencia a esta cultura, tomando el nombre de una conferencia realizada por el arquitecto Stanley Tigerman en la misma ciudad en 1977 junto a invitados como Michael Graves, Frank Gehry, John Hedjuk, Charles Jencks, entre otros. La bienal del 2015 busca ampliar la pregunta sobre el estado de la arquitectura y también las posibles respuestas: se convoca a más de cien invitados de alrededor de treinta países, quienes usan distintos medios de representación para dar una respuesta. Así, la cacofonía se transforma en una constante en este tipo de eventos.

Versus Venecia-03Fig. 2. ‘Randolph’, intervención de Pedro&Juana. © Sebastián Paredes.

Versus Venecia-04Fig. 3. Maqueta e imágenes de ‘Cent Pavilion’ por Pezo von Ellrichshausen. © Sebastián Paredes.

Versus Venecia-05Fig. 4. ‘Piranesi Circus’, intervención por Atelier Bow-Wow. © Sebastián Paredes.

Versus Venecia-06Fig. 5. ‘Children’s Town’ por Maki Onishi + Yuki Hyakuda. © Sebastián Paredes.

Prototipos a escala real, fotografías, material de archivo, instalaciones, imágenes de concursos, nuevos sistemas constructivos, maquetas, videos, investigaciones y todo el espectro de recursos de la llamada ‘arquitectura de salón’ se encuentran en el centro de operaciones de la bienal, el Chicago Cultural Center, un edificio de finales del siglo XIX que alguna vez fue la principal biblioteca pública de la ciudad. Otras instituciones asociadas al evento –la Chicago Architecture Foundation, Graham Foundation, Art Institute of Chicago y el Museum of Contemporary Art, por nombrar algunas– se encargan de realizar visitas guiadas, exposiciones y charlas que amplían el territorio de acción de la bienal hacia la ciudad.

Versus Venecia-07Fig. 6. ‘Islands, Atolls, and Other Derivative Territories’ por LCLA Office. © Sebastián Paredes

Versus Venecia-09Fig. 7. En primer plano ‘Rock Print’ por Gramazio Kohler Research, ETH Zürich + Self-Assembly Lab, MIT. En el muro ‘Narrative Architecture: A Manifesto’ por WAI Architecture Think Tank. © Sebastián Paredes.

Versus Venecia-12Fig. 8. En primer plano ‘Architecture is Everywhere’ por Sou Fujimoto. © Sebastián Paredes.

Versus Venecia-13Fig. 9. ‘House No. 11 (Corridor House)’ por MOS Architects. © Sebastián Paredes.

Es en este movimiento hacia el South Side de Chicago, específicamente, donde podemos encontrar uno de los hitos de este evento. Coincidiendo con la apertura de la bienal, se inauguró el Stony Island Arts Bank, un banco construido en 1923 y abandonado en 1980 que fue recientemente recuperado y transformado en un centro cultural por el artista local Theaster Gates. Una habilitación precisa para un espacio que albergará colecciones, archivos, talleres y actividades abiertas para la comunidad, haciendo referencia a los procesos de abandono de las ciudades y la reconstrucción de identidad como resistencia. Quizás esta es una de las lecciones que deberían tomar otras bienales; asumir este tipo de instancias como una oportunidad de activar nuevos espacios y celebrar la arquitectura, en vez de una circulación de figuras que, en muchos casos, se mueven como mercancías culturales.

Versus Venecia-15Fig. 10. Exterior del Stony Island Arts Bank. © Sebastián Paredes.

Versus Venecia-16Fig. 11. Biblioteca del Stony Island Arts Bank. © Sebastián Paredes.

Por una parte, The State of the Art of Architecture aspira a ser una piedra fundacional diversa en ideas, contextos, medios de representación y recursos, logrando su objetivo con creces. Por otra, el debate respecto al futuro de Chicago (que continúa después de la inauguración, cuando la prensa ha dejado de atender el evento) es quizás algo que ha pasado desapercibido para el público internacional. La bienal se ha convertido en una instancia importante para reunir a los actores locales e impulsar la acción respecto a temas que son atingentes a la ciudad. La exposición Bold: Alternative Scenarios for Chicago, las propuestas para repensar las estaciones de policía como centros comunitarios, las charlas acerca de la preservación de edificios posmodernos e incluso las visitas guiadas gratuitas a edificios icónicos dan cuenta de este objetivo más local. Es aquí donde las diferencias con Venecia se hacen evidentes y sus reales competidores se vuelven más claros.

Versus Venecia-17Fig. 12. Exposición ‘Bold: Alternative Scenarios for Chicago’. © Sebastián Paredes.

En junio del 2015, un mes antes de que Venecia anunciara a su nuevo curador, el alcalde Rahm Emanuel inauguraba el 606 Trail², un parque urbano en altura sobre una estructura ferroviaria en desuso, una mejora en la ciudad que, si seguimos el caso del High Line, lleva asociados procesos de gentrificación e importantes flujos de capital. Mejorar la calidad de vida a través de la arquitectura ha demostrado ser un buen negocio y Chicago quiere generar esos proyectos antes que Nueva York, Londres o Sídney, ya sea con arquitectos locales o figuras internacionales. Desde esa perspectiva, una Bienal de Arquitectura puede ser una instancia servicial, crítica o neutral ante estos procesos. El éxito de estos eventos, no sólo en número de visitantes sino que en términos de proyecciones futuras, depende finalmente de los curadores y su capacidad para establecer o cuestionar agendas, más que de actuar únicamente como agentes turísticos.

Versus-Venecia-Titulo

Autor

Sebastián Paredes. Arquitecto, Pontificia Universidad Católica de Chile. Colaborador de Ediciones ARQ.

Notas

1 KAMIN, Blair. «Chicago plans global architectural expo for 2015», Chicago Tribune, publicado el 24 de junio de 2014. [Accedido en: 20-10-2015]. Disponible aquí.

2 TROTTER, Greg. «The 606 trail debuts to sunshine, happy crowds», Chicago Tribune, publicado el 6 de junio de 2015. [Accedido en: 20-10-2015]. Disponible aquí.

Participantes publicados por Ediciones ARQ

Al Borde en ARQ 81.

Atelier Bow-Wow en Atelier Bow-Wow | Comunalidad Arquitectónica: una Introducción.

Giancarlo Mazzanti en ARQ 71 y ARQ 76.

Johnston Marklee en ARQ 78 y META.

Joseph Grima en ARQ 90.

OFFICE KGDVS en ARQ 80 y META.

Plan:B Arquitectos en ARQ 67 y ARQ 76.

Pezo von Ellrichshausen en ARQ 80, ARQ 84, Finite Format 002 & 003, META, entre otros.

Tomás Saraceno en ARQ 87.